common:navbar-cta
Descargar AppBlogFuncionalidadesTarifasAsistenciaIniciar Sesión
EnglishEspañolعربىFrançaisPortuguêsItalianoहिन्दीKiswahili中文русский

Además de utilizar alimentos adecuados, debemos asegurarnos de que los gránulos suministrados tengan el tamaño adecuado para la boca del pez. Para los peces pequeños esto generalmente significa un polvo fino y para los peces más grandes un pellet redondo que puede tener varios mm de diámetro. Por ejemplo, Aquaponics USA sugiere usar polvo para la tilapia desde la eclosión hasta las 3 semanas de edad, y luego un desmoronamiento de alevines (1/32 pulgadas o 0.9 mm) hasta que crecen a unos 2 cm de longitud, pellets de alevines (1/16 pulgadas o 1.6 mm) hasta alrededor de 4 cm de longitud, y crecer pellet (3/16 pulgadas o 4,8 mm) después de unos 6 cm de longitud.

También es necesario distribuir el alimento adecuadamente. Normalmente la alimentación se arroja a la superficie del tanque y el personal percibe cómo reaccionan los peces, ya sea que se muevan a la superficie y comiencen a comer (generalmente una buena señal), o si permanecen en el fondo del tanque (generalmente una mala señal). Sin embargo, en ninguno de los dos casos es obvio si están comiendo adecuadamente, cuánto termina en sus bocas y cuánto se desperdicia. Debido a estos problemas, es bastante fácil sobrealimentarse.

En general, los piensos se distribuyen a los peces de acuerdo con las tablas de alimentación que son preparadas por el productor de piensos en términos de temperatura del agua y etapa de crecimiento. Pero la percepción del comedero, el personal que entrega la comida, es muy importante ya que puede decir cuán hambrientos están los peces, y eso está relacionado con la salud y el bienestar. Cada vez se están haciendo más esfuerzos para automatizar el proceso, y los sistemas han mejorado considerablemente, pero no podemos subestimar la importancia de observar a los peces, que es probablemente el mejor y más directo método para comprender su situación. Aunque se han realizado muchas investigaciones para optimizar la alimentación para un crecimiento máximo, es obvio que si proporcionamos menos alimento de lo que necesitan, crecerán menos y el productor perderá dinero.

Para entender el proceso de alimentación necesitamos definir algunos conceptos, basados en la Figura 2, que fue desarrollado por Skretting, una importante empresa de piensos. Tenemos que definir el concepto de la ración máxima, que es la ración teóricamente ideal que se debe dar a los peces. Sin embargo, es específico para cada finca ya que depende de condiciones externas como la calidad y temperatura del agua, así como del diseño del tanque. Los principales conceptos e índices utilizados comercialmente incluyen los siguientes:

  1. Tasa de conversión de piensos (RCF): es la relación entre la cantidad de pienso ingerido (en kilogramos o gramos) dividida por el aumento de peso vivo (en kg o g). A nivel comercial, a veces utilizamos un «RCF industrial», que es una cifra aproximada basada en todos los piensos suministrados durante un período de tiempo dividido por las toneladas de pescado producidas durante ese mismo período. En ese caso, si hubo mortalidad, no restamos el alimento consumido por los peces antes de su muerte. Esta FCR industrial proporciona una idea de los costos de producción reales. Otro índice similar es el factor de conversión biológica (FBC), que es el kg de pienso realmente consumido por los peces dividido por kg ganados. Es más difícil calcular el FBC a nivel industrial, ya que los peces tienen que ser manipulados y los piensos bajan la garganta, pero es útil cuando queremos conocer la máxima eficiencia de los piensos recién desarrollados. La FCR describe la cantidad de alimento necesaria para el aumento de peso de un kg por los peces:

! image-20210212124622687

Esta relación refleja el valor nutricional y económico de un alimento. Una FCR de 1 significa que tiene un aumento de peso vivo de 1 kg si alimenta 1 kg de pienso. Cuanto mayor sea la FCR, mayores serán los gastos de alimentación. Los peces jóvenes tienen una RCF más baja (entre 0,4 — 0,8), mientras que los adultos tienen una RCF entre 0,9 — 2. La RCF depende de las especies de peces y del fabricante de piensos. A veces se obtiene más valor económico con alimentos de alta calidad y el correspondiente mejor crecimiento de los peces, en comparación con los piensos más baratos con una menor RCF.

  1. Tasa específica de crecimiento (SGR): representa el porcentaje de crecimiento diario de los peces. Es específico para cada especie y está relacionado con el tamaño de los peces y la temperatura del agua. Al igual que la FCR, es sin dimensiones (sin unidades) y es útil para comparar datos entre granjas o especies. El SGR muestra el crecimiento promedio diario de un pez en porcentaje de su peso corporal:

! image-20210212124657569

donde W1 y W2 denotan el peso de los peces al principio y al final del período de crecimiento, respectivamente, y (T2 -T1 ) denotan la duración del período de crecimiento en días.

  1. La tasa diaria de piensos (DFR): porcentaje de piensos suministrados expresado como porcentaje del peso de los peces (% peso de los peces por día). Normalmente, este porcentaje es más alto para los peces más jóvenes (alrededor del 10%) y más bajo para los peces mayores (alrededor del 1 -2%).

  2. Ración consumida: la ración realmente consumida por el pescado.

  3. Ración de mantenimiento: la ración precisa necesaria para mantener el pescado en un peso constante sin crecimiento.

  4. Ración máxima: la ración necesaria para obtener el máximo crecimiento posible.

En la Figura 2 podemos visualizar el concepto de la ración máxima, que proporciona el máximo crecimiento de la especie bajo cultivo. Esta ración máxima será específica para cada granja y dependerá de las condiciones locales. A medida que nos acerquemos a la ración máxima, el crecimiento aumentará, pero si superamos el límite, desperdiciaremos alimento. Sin embargo, en términos generales es aconsejable alimentar a los peces pequeños más que la ración máxima, ya que los residuos serán pequeños debido a la pequeña biomasa existente, y tenderemos a maximizar el crecimiento. Pero en el caso del crecimiento final, tendemos a ser más prudentes, ya que hay una gran biomasa en el agua, y cualquier alimento adicional que se pierda será costoso y aumentará el impacto ambiental negativo, por lo que será necesario limpiarlo.

Siguiendo la Figura 2, con una pequeña ración los peces usarán toda la energía para sus actividades diarias e incluso pueden perder peso (donde la FCR será infinita). Si aumentamos la ración, los peces mejorarán su crecimiento así como la FCR. En el punto de crecimiento máximo, cualquier alimento suministrado en exceso será un problema económico y medioambiental, sin beneficios para la producción. Por esa razón, tenemos que ajustar la ración de alimento al crecimiento de los peces hasta un punto cercano a la ración máxima, pero teniendo cuidado de no ir más allá de ese punto.

! image-20210212124734875Figure 2: Evolución de la tasa de crecimiento específica (SGR), la tasa de conversión de piensos (RCF) y la ración de piensos suministrados a los peces en términos del porcentaje de pienso por peso vivo del pez por día

Como se mencionó anteriormente, el control de los procesos biológicos involucrados en la acuicultura requiere supervisión para anticipar posibles problemas. Es importante poder solucionar los problemas con la mayor antelación posible, lo que implica detectar síntomas muy leves al principio. Todo esto ayudará a reducir los costos de producción y mejorar la eficiencia. Como resultado, el sector de la acuicultura entiende que necesita capacitar al personal de manera adecuada y continua, especialmente a los encargados de la alimentación.

Incluso en sistemas acuícolas modernizados como RAS, cada vez más informatizados y automatizados, el personal necesita ser consciente de los sofisticados procesos biológicos que ocurren dentro de la unidad. Los avances tecnológicos van en aumento, pero deben ir acompañados de una formación adecuada en el uso de las técnicas disponibles para mejorar la producción a todos los niveles. Esos conceptos son una base para el éxito. De hecho, la formación continua del personal que participa en la alimentación es una herramienta muy importante en las operaciones agrícolas. El supervisor de alimentación determina, en gran medida, la rentabilidad de la granja, ya que provee la energía para que los peces crezcan. Cualquier cambio en los hábitos de alimentación, por pequeño que sea, puede ser un síntoma de problemas en el sistema que, si no se corrigen, pueden convertirse en serios problemas sanitarios.

*Copyright © Socios del Proyecto Aqu @teach. Aqu @teach es una asociación estratégica Erasmus+ en educación superior (2017-2020) dirigida por la Universidad de Greenwich, en colaboración con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich (Suiza), la Universidad Técnica de Madrid (España), la Universidad de Liubliana y el Centro Biotécnico Naklo (Eslovenia) . *

Consulte la tabla de contenido para obtener más temas.


[email protected]

https://aquateach.wordpress.com/
Loading...

Esté informado sobre las últimas Tecnologías en Acuaponía

Compañía

  • Nuestro Equipo
  • Comunidad
  • Medios
  • Blog
  • Programa de Referencia
  • Política de Privacidad
  • Términos de Servicio

Copyright © 2019 Aquaponics AI. Todos los derechos reservados.