Recién Lanzado¡Acaba de lanzarse el diseñador de sistemas Aquaponics! Empieza a diseñar ahora.
BlogFuncionalidadesTarifasAsistenciaIniciar Sesión

8.5 Problemas y manejo de enfermedades

3 months ago

6 min read
EnglishEspañolعربىFrançaisPortuguêsItalianoहिन्दीKiswahili中文русский

Enfermedad y tratamiento de los peces

El cultivo del pescado es intrínsecamente un negocio desordenado. Los patógenos bacterianos y los parásitos que afectan a los peces son de origen natural y oportunista por naturaleza. El buen manejo, las prácticas de cría adecuadas y la observación diaria de los peces pueden evitar muchos problemas relacionados con la salud de los peces. Las técnicas de manejo adecuadas en la producción de peces del sistema acuapónico deben incluir: diseño de sistemas, monitoreo y corrección de la calidad del agua, mantenimiento de equipos, almacenamiento de piensos, observación de peces para eliminar peces enfermos o muertos y saneamiento de los trabajadores. Los signos físicos externos comunes de la enfermedad de los peces incluyen:

  • Hemorragia: una descarga anormal de sangre

  • Lesiones: un área definida de tejido enfermo como úlcera, ampollas o cancro

  • Manchas blancas o pústulas

  • branquias pálidas o hinchadas: a menudo se ve con peces «tragando» en la superficie del agua para el aire

  • Coloración oscura

  • Exceso de moco en la piel o branquias

  • Desvamiento de la piel

  • Emacación

  • Abdomen distendido

  • Exoftalmia: ojo emergente

Hay cuatro grupos principales de patógenos relacionados con el cultivo de peces: hongos, bacterias, virus y parásitos. Las enfermedades comunes de los peces y su tratamiento se enumeran a continuación. Por lo general, las enfermedades observadas en los sistemas de producción acuapónica son el resultado de estrés físico o ambiental (Figura 20). El estrés puede derivarse de 1) manipulación áspera o excesiva, 2) confinamiento de especies no domesticadas de peces en sistemas de tanques o densidades inadecuadas de población, 3) suministro inadecuado de piensos, regimiento de alimentación o nutrición y 4) condiciones de calidad deficientes o inadecuadas del agua.

! image-20210515164215027

En preparación para la cría de peces, los biofiltros deben romperse (poblados con bacterias establecidas antes de que los peces se almacenen en el sistema) y los parámetros de calidad del agua deben estar dentro de rangos aceptables para las especies de peces que se cultivan. Una vez que los peces están in situ, y antes de que se almacenen en producción nueva o existente, deben ser puestos en cuarentena y tratados profilácticamente para parásitos externos utilizando sal, formalina, permanganato de potasio u otros tratamientos aprobados. El tratamiento debe ocurrir fuera del sistema de producción, ya que los productos químicos introducidos en el sistema aquapónico causarán que el biofiltro se estrelle y todo el proceso tendrá que volver a iniciarse. Los peces también deben observarse por cualquier anormalidad física en apariencia o comportamiento. Muchas enfermedades se detectan primero observando patrones de natación anormales.

Los signos de comportamiento anormal incluyen giros, intermitentes, saltos, jadeos o natación lateral. Las instalaciones de cuarentena y los protocolos generales de buena manipulación del pescado deben incluir: 1) lavarse las manos antes y después de la interacción con tanques, equipos, piensos o peces, 2) usar redes y otros equipos sólo en la zona de cuarentena o producción, 3) secar completamente o incluso blanquear entre usos (a través de cubos de lejía o ) para matar bacterias, hongos y parásitos, y 4) trabajar en áreas de cuarentena como la última tarea del día para prevenir la contaminación cruzada. Arthur et al. (2008) proporciona una visión general completa de los procedimientos de cuarentena para animales acuáticos vivos.

Una vez que se han almacenado peces y el sistema está en funcionamiento, es fundamental que la química del agua se lleve a cabo con regularidad y que los números resultantes se comprueben como aceptables tanto para peces como para plantas. Cualquier ajuste necesario debe hacerse tan pronto como se identifiquen los problemas, ya que los problemas de química del agua no se autocorregirán. La detección y la intervención tempranas son la mejor medida para garantizar que la producción se maximiza tanto para el tiempo de comercialización como para el rendimiento de los cultivos.

Durante la producción, los peces que están abarrotados en tanques para el cultivo intensivo pueden estresarse, lo que se manifiesta de varias maneras. Los peces estresados pueden salir de la alimentación (dejar de comer); golpear los lados de los tanques, causando abrasiones en su cuerpo o aletas; cortar el uno al otro en agresión; e incluso saltar de los tanques, lo que resulta en la muerte.

Las condiciones de cultivo estresantes debilitan el sistema inmunológico de los peces, dejándolos más susceptibles a infecciones bacterianas y fúngicas. Por lo general, a la primera señal de enfermedad, los peces dejarán de comer. En este punto, la alimentación medicamentosa es inútil y se requiere un tratamiento químico.

Otra forma en que los peces se enferman debido al estrés son las malas condiciones de calidad del agua. Esto puede ser el resultado de la mala química del agua y las condiciones inadecuadas del agua. Por ejemplo, los peces se estresan durante niveles agudos o crónicamente bajos de oxígeno disuelto y son más susceptibles a la enfermedad. Otro ejemplo es la sobrealimentación ocasional de peces. El exceso de proteína se descompone en nitrógeno amoniaco total, que se descompone aún más en componentes tóxicos de nitrógeno amoníaco no ionizado y nitrito nitrógeno. El componente biofiltro no es suficiente para convertir estos compuestos en nitrato, lo que provoca estrés en los peces debido a la mala calidad del agua. Estos componentes tóxicos se ven agravados aún más por problemas como el alto pH y el aumento de las temperaturas.

Para evitar el estrés en los peces, una regla general es detener o reducir la entrada de alimento en el sistema:

  • Cuando la temperatura está fuera del rango de las especies

  • Cuando los peces están enfermos o estresados

  • 24-48 horas antes/después del transporte

  • 24 horas antes del muestreo

  • 3-4 días antes del procesamiento

  • Cuando la DO baja está presente

  • Cuando los parámetros de calidad del agua son inferiores a la par

Si los peces almacenados en producción se enferman, deben retirarse inmediatamente del sistema para su tratamiento o eliminación. Las modificaciones del agua deben realizarse con prontitud, las tasas de almacenamiento deben verificarse, el flujo de agua debe verificarse y puede ser necesario intercambiar agua. No hay buenas opciones de tratamiento para tratar sistémicamente en la producción, ya que los productos químicos no se pueden utilizar con sistemas aquapónicos acoplados. Los peces pueden retirarse o aislarse, tratarse en contención y volver a introducirse en una fecha posterior.

El diseño del sistema desempeña un papel en la prevención de enfermedades. Los tanques utilizados para el cultivo de peces deben ser redondos y, preferiblemente, tener un fondo cónico para la eliminación de sólidos asentables. El diseño debe ser tal que los tanques sean fáciles de desinfectar, se puedan aislar individualmente del resto del sistema y tener ventanas para ver los peces en la columna de agua.

*Fuente: Janelle Hager, Leigh Ann Bright, Josh Dusci, James Tidwell. 2021. Universidad Estatal de Kentucky. Manual de producción acuapónica: un manual práctico para cultivadores. *


Kentucky State University

https://www.kysu.edu/academics/college-acs/school-of-aas/index.php

Esté informado sobre las últimas Tecnologías en Acuaponía

Compañía

  • Nuestro Equipo
  • Comunidad
  • Medios
  • Blog
  • Programa de Referencia
  • Política de Privacidad
  • Términos de Servicio

Copyright © 2019 Aquaponics AI. Todos los derechos reservados.