common:navbar-cta
Descargar AppBlogFuncionalidadesTarifasAsistenciaIniciar Sesión
EnglishEspañolعربىFrançaisPortuguêsItalianoहिन्दीKiswahili中文русский

Fertilizantes orgánicos para plantas

En el capítulo 6 se discutió cómo incluso los sistemas acuapónicos balanceados pueden experimentar deficiencias de nutrientes. Aunque los gránulos de alimentos para peces son un alimento completo para peces, no necesariamente tienen las cantidades correctas de nutrientes para las plantas. Generalmente, los alimentos para peces tienen bajos valores de hierro, calcio y potasio. Las deficiencias de las plantas también pueden surgir en condiciones de crecimiento subóptimas, como el clima frío y los meses de invierno. Por lo tanto, los fertilizantes vegetales suplementarios pueden ser necesarios, especialmente cuando se cultivan vegetales fructíferos o aquellos con una alta demanda de nutrientes. Los fertilizantes sintéticos son a menudo demasiado duros para la acuapónica y pueden alterar el ecosistema equilibrado; en cambio, los acuapónicos pueden confiar en el té de compost para cualquier suplementación de nutrientes.

Proceso general de compostaje

El compost es un fertilizante rico que está hecho de materia orgánica descompuesta, incluyendo desperdicios de alimentos. El compost es extremadamente útil en la jardinería a base de suelo para reponer material orgánico, retener la humedad y proporcionar nutrientes. Además, el compost se puede utilizar para crear un fertilizante líquido, llamado té de compost, que se puede agregar al agua acuapónica para aumentar el suministro de nutrientes. Convenientemente, el compost de alta calidad se puede hacer a partir de residuos de alimentos domésticos. Básicamente, el desperdicio de alimentos se agrega a un contenedor, en lo sucesivo denominado la unidad de compost. Dentro de la unidad de compost, bacterias aeróbicas, hongos y otros organismos descomponen la materia orgánica en nutrientes simples para que las plantas consuman. La sustancia final que se produce se llama humus. Consiste en alrededor del 65 por ciento de materia orgánica, está libre de patógenos y está lleno de nutrientes. Todo el proceso, desde el desperdicio de alimentos hasta el humus, puede tardar hasta seis meses dependiendo de la temperatura dentro de la unidad de compost y la calidad de la aireación.

Una unidad de compost es generalmente un recipiente en forma de barril de 200-300 litros con tapa y muchas rejillas de ventilación (Figura 9.1). Por lo general, son de color oscuro para retener el calor, lo que acelera el proceso de descomposición. Hay muchos tipos de unidades de compost disponibles, y son muy fáciles de construir con piezas recicladas. Las unidades de compost que caen son recomendables porque requieren menos espacio y permanecen bien aireadas y homogéneas. Asegúrese de tener suficiente espacio para girar el cañón correctamente. Todas las unidades de compost requieren un flujo de aire adecuado.

!

Al hacer compost, es importante administrar los materiales que van a entrar en él. Lo mejor es mantener una buena proporción de material orgánico húmedo y seco en capas en cantidades iguales para alcanzar un contenido de humedad de aproximadamente 60-70 por ciento. Como las 2-3 semanas iniciales son un proceso aeróbico térmico con temperaturas de hasta 60-70 °C, es importante evitar una humedad excesiva que reduzca el calor. La etapa térmica acelera el proceso de compostaje y ayuda a pasteurizar los residuos orgánicos de cualquier posible patógeno. La estratificación es importante para evitar que el compost esté demasiado húmedo y para evitar zonas anaeróbicas. La aireación frecuente de la pila es una tarea importante para mantener las bacterias en condiciones aeróbicas y procesar los desechos de manera uniforme. La operación consiste en simplemente girar los residuos boca abajo o rotar periódicamente el tambo/contenedor. Esto ayuda a airear las bacterias aeróbicas.

Se puede obtener un buen compost verde a partir de una mezcla de materiales húmedos, como restos de alimentos vegetales, café molido, frutas y verduras, y materiales secos como pan, recortes de hierba, hojas secas, paja, ceniza y astillas de madera. Sin embargo, es importante mantener un equilibrio óptimo entre carbono y nitrógeno (relación C:N a 20-30), ya que se traduce en una rápida transformación del material. En general, es aconsejable no usar demasiada paja o astillas de madera (C:N\ > 100), sino utilizar residuos «verdes» como recortes de hierba, preferiblemente ligeramente secos para reducir su contenido de humedad. No se recomienda utilizar demasiada ceniza de madera para evitar aumentos excesivos del pH, y utilizar sólo ceniza de madera de origen vegetal, ya que otras fuentes (es decir, papel) pueden contener sustancias tóxicas. Algunos materiales nunca deben ser compostados, incluidos los lácteos, la carne, los cítricos, el plástico, el vidrio, el metal y el nylon. El compost es muy indulgente, pero idealmente el compost debe tener suficiente humedad y nitrógeno para alimentar a todos los organismos beneficiosos. Se puede agregar agua si el compost está demasiado seco. El aumento en la temperatura del compost indica una intensa actividad microbiana, lo que indica que se está produciendo el proceso de compost. De hecho, el compost se vuelve tan caliente que se puede usar para calentar invernaderos.

!

El vermicompostaje es un método especial de compostaje que utiliza lombrices de tierra en la unidad de compost (Figura 9.2). Hay varios beneficios al agregar gusanos. Primero, aceleran el proceso de descomposición a medida que consumen desechos orgánicos. En segundo lugar, sus residuos (fundición de gusanos) son un fertilizante extremadamente efectivo y completo. Se pueden comprar o construir unidades especiales de vermicompost, y hay una gran cantidad de información disponible. Es importante obtener gusanos de una fuente de buena reputación, y asegurarse de que nunca han comido carne o desechos de animales. Una vez compostado, las fundiciones de gusanos se pueden utilizar directamente en el vivero de plantas para comenzar las semillas ya que esto introducirá los nutrientes en el sistema aquapónico una vez que las plántulas sean trasplantadas. Alternativamente, las fundiciones de gusanos se pueden convertir en un té de compost.

!

Té de compost y mineralización secundaria Cuando los residuos orgánicos finalmente se han descompuesto en humus, que puede tomar 4-6 meses, es posible hacer té de compost. El proceso es simple. Varios puñados grandes de compost están atados dentro de una bolsa de malla, ponderados con algunas piedras. Esta bolsa está suspendida en un cubo de agua (20 litros). Una piedra de aire conectada a una pequeña bomba de aire se coloca debajo de la bolsa de malla para que las burbujas agiten el contenido (Figura 9.3). La aireación es muy importante para evitar que se produzca la fermentación anaeróbica. La mezcla se deja durante varios días con aireación constante. El contenido debe agitarse ocasionalmente para evitar cualquier área anóxica. Después de 2-3 días, el té de compost está listo para usarse en la unidad. El té debe ser tensado a través de un paño fino y luego diluido 1:10 con agua. Aplicar a las plantas ya sea como alimento foliar en un recipiente de pulverización o como fertilizante líquido directamente a las raíces de la planta. Si agrega el té diluido directamente en la unidad, comience usando pequeñas cantidades (50 ml) y documente pacientemente el cambio en el crecimiento de la planta. Vuelva a aplicar cuando sea necesario, pero tenga cuidado de no agregar demasiado.

Otros tés nutritivos

Además del compost, hay muchos otros materiales orgánicos ricos en nutrientes que se pueden elaborar en el té nutritivo de la manera explicada anteriormente. Uno de los mencionados anteriormente es utilizar los residuos sólidos de la pecera, capturados del filtro mecánico. Elaborados de la misma manera, los residuos sólidos están completamente mineralizados y disponibles para añadirlos de nuevo al sistema aquapónico. Otras fuentes incluyen algas marinas, ortigas y consuelda. Las algas marinas son una gran adición porque son ricas en potasio y hierro, que a menudo carecen de acuapónica, pero asegúrese de enjuagar la sal residual de las algas marinas. Grandes cantidades de té de fertilizantes orgánicos también se pueden utilizar para mantener temporalmente el sistema aquapónico sin peces. Esto puede ser útil en los meses más fríos del año cuando el metabolismo de los peces es bajo y las plantas necesitan un impulso de nutrientes.

Seguridad de compost

Cuando use compost asegúrese de que está completamente descompuesto, por lo que es libre de patógenos. Nunca use fuentes orgánicas de animales de sangre caliente, lo que aumenta el riesgo de introducir patógenos. Además, asegúrese de que el agua esté bien oxigenada y constantemente aireada al producir el té, ya que esto ayuda a la mineralización y evita que algunos tipos de bacterias patógenas crezcan. Evite siempre colocar agua acuapónica en las hojas de las plantas, especialmente cuando se usa té de compost. Para obtener más información sobre la elaboración de té de compost, consulte la sección de Lectura adicional.

Alimentos alternativos para peces

La alimentación para peces es una de las entradas más importantes y costosas para cualquier sistema acuapónico. Se puede comprar o hacer a sí mismo. Los autores recomiendan encarecidamente el uso de pellets de alimentación de pescado fabricados de calidad porque son un alimento completo para peces, lo que significa que los pellets satisfacen todas las necesidades nutricionales de los peces. Aun así, a continuación se muestra un ejemplo de piensos suplementarios para peces que se pueden producir fácilmente en el país, lo que puede ayudar a ahorrar dinero o utilizar temporalmente si los piensos fabricados no están disponibles o son demasiado caros. En el apéndice 5 se puede obtener más información sobre la creación de gránulos para piensos caseros.

Lenteja de Agua

!

La lenteja de agua es una planta flotante de rápido crecimiento que es rica en proteínas y puede servir como fuente de alimento para la carpa y la tilapia (Figura 9.4). La lenteja de agua puede duplicar su masa cada 1-2 días en condiciones óptimas, lo que significa que la mitad de la lenteja de agua se puede cosechar todos los días. La lenteja de agua debe cultivarse en un tanque separado del pescado porque de lo contrario el pescado consumiría todo el stock. La aireación no es necesaria y el agua debe fluir a una velocidad lenta a través del recipiente. La lenteja de agua se puede cultivar en lugares expuestos al sol o a medio sombra. El excedente de lenteja de agua se puede almacenar y congelar en bolsas para su uso posterior. La lenteja de agua es también un alimento útil para las aves de corral.

La lenteja de agua es una adición útil a un sistema acuapónico, especialmente si el contenedor de cultivo de lenteja de agua se encuentra a lo largo de la línea de retorno entre las plantas crecen camas y el tanque de peces. Los nutrientes que escapan de la planta cultivan camas fertilizan la lenteja de agua, asegurando así el agua más limpia posible volver a los peces. La lenteja de agua no fija el nitrógeno atmosférico, y toda la proteína de la lenteja de agua proviene en última instancia del alimento para peces u otras fuentes externas.

Azolla, un helecho acuático

!

Azolla es un género de helechos que crece flotando en la superficie del agua, muy a la manera de lenteja de agua (Figura 9.5). La principal diferencia es que Azolla es capaz de fijar el nitrógeno atmosférico, creando esencialmente proteínas del aire. Esto ocurre porque Azolla tiene una relación simbiótica con una especie de bacteria, Anabaena azollae, que está contenida dentro de las hojas. Además de proporcionar una fuente libre de proteínas, Azolla es una fuente de alimentación atractiva debido a su tasa de crecimiento excepcionalmente alta. Al igual que la lenteja de agua, Azolla debe cultivarse en un tanque separado con flujo lento de agua. Su crecimiento es a menudo limitado por el fósforo, por lo que si Azolla se va a cultivar intensamente se necesita una fuente adicional de fósforo, como el té de compost.

Insectos

Los insectos se consideran plagas indeseables en muchas culturas. Sin embargo, tienen un enorme potencial para apoyar las cadenas alimentarias tradicionales con soluciones más sostenibles. En muchos países, los insectos ya forman parte de las dietas de las personas y se venden en los mercados. Además, se han utilizado como alimento para animales durante siglos.

Los insectos son una fuente nutritiva saludable porque son ricos en proteínas y ácidos grasos poliinsaturados y llenos de minerales esenciales. Su contenido de proteína cruda oscila entre el 13 y el 77 por ciento (en promedio el 40 por ciento) y varía según la especie, la etapa de crecimiento y la dieta de cría. Los insectos también son ricos en aminoácidos esenciales, que son un factor limitante en muchos ingredientes para piensos (apéndice 5). Los insectos comestibles también son una buena fuente de lípidos, ya que su cantidad de grasa puede oscilar entre el 9 y el 67 por ciento. En muchas especies, el contenido de ácidos grasos poliinsaturados esenciales también es alto. Estas características juntas convierten a los insectos en una opción saludable e ideal tanto para alimentos humanos como para piensos para animales o peces.

Dado su enorme número y variedades, la elección del insecto que se va a criar puede adaptarse a su disponibilidad local, condiciones climáticas/estacionalidad y tipo de alimento disponible. La fuente de alimentos para insectos puede incluir cáscaras de grapas, hojas vegetales, residuos vegetales, estiércol e incluso materiales orgánicos ricos en madera o celulosa, que son adecuados para las termitas. Los insectos también hacen una gran contribución a la biodegradación de los residuos, ya que descomponen la materia orgánica hasta que es consumida por hongos y bacterias y mineralizada en nutrientes vegetales.

El cultivo de insectos no es tan difícil como otros animales, ya que el único factor limitante es la alimentación y no el espacio de cría. A veces, los insectos se conocen como «microganado». El pequeño requisito de espacio significa que se pueden crear granjas de insectos con áreas muy limitadas y costos de inversión. Además, los insectos son criaturas de sangre fría, esto significa que su eficiencia de conversión de piensos en carne es mucho mayor que los animales terrestres y similar a los peces. Hay un montón de opciones posibles y conocimientos adicionales sobre el cultivo de insectos como alimento en la sección de lectura adicional. Entre las muchas especies disponibles, una especie interesante para ser utilizada como alimento para peces es la mosca del soldado negro (ver abajo).

Soldado negro vuela

Las larvas de moscas de soldado negro, Hermetia illucen, son extremadamente altas en proteínas y una valiosa fuente proteica para el ganado, incluyendo los peces (Figura 9.6). El ciclo de vida de este insecto lo convierte en una adición conveniente y atractiva a un sistema integrado de cultivo de tierras en condiciones climáticas favorables. Las larvas se alimentan de estiércol, animales muertos y desperdicios de alimentos. Al cultivar moscas de soldado negro, estos tipos de residuos se colocan en una unidad de compost que tiene drenaje y flujo de aire adecuados. A medida que las larvas alcanzan la madurez, se alejan de su fuente de alimentación a través de una rampa instalada en la unidad de compost que conduce a un cubo de recolección. Esencialmente, las larvas devoran desechos, acumulan proteínas y luego se cosechan a sí mismas. Dos tercios de las larvas pueden procesarse en piensos, mientras que el tercio restante se debe permitir que se convierta en moscas adultas en un área separada. Las moscas adultas no son un vector de enfermedad; las moscas adultas no tienen partes bucales, no comen y no se sienten atraídas por ninguna actividad humana. Las moscas adultas simplemente se aparean y luego regresan a la unidad de compost para poner huevos, muriendo después de una semana. Se ha demostrado que las moscas de los soldados negros evitan las moscas domésticas y las moscas en las instalaciones de ganado y que en realidad pueden disminuir la carga de patógenos en el compost. Aun así, antes de alimentar las larvas a los peces, las larvas deben procesarse por seguridad. Hornear en un horno (170 °C durante 1 hora) destruye cualquier patógeno, y las larvas secas resultantes se pueden moler y procesar en un alimento.

!

Moringa o kalamungay

Moringa oleifera es una especie de árbol tropical muy rica en nutrientes, incluyendo proteínas y vitaminas. Clasificado por algunos como un súper alimento y actualmente se utiliza para combatir la desnutrición, es una valiosa adición a los alimentos caseros de pescado debido a estos nutrientes esenciales. Todas las partes del árbol son comestibles de elección adecuados para el consumo humano, pero para la acuicultura son típicamente las hojas las que se utilizan. De hecho, ha habido éxito en varios proyectos acuapónicos de pequeña escala en África utilizando hojas de este árbol como única fuente de alimento para la tilapia. Estos árboles son de rápido crecimiento y resistentes a la sequía y se propagan fácilmente a través de esquejes o semillas. Sin embargo, son intolerantes a las heladas o la congelación y no son apropiados para las áreas frías. Para la producción de hojas, todas las ramas se cosechan hasta el tronco principal cuatro veces al año en un proceso llamado polarding.

Colección de semillas

La recolección de semillas de plantas en crecimiento es otra importante estrategia sostenible y de ahorro de costos en muchos tipos de agricultura a pequeña escala. Es especialmente eficaz para la acuapónica porque las plantas son el principal objetivo de producción. La recolección de semillas es un proceso sencillo, que se discute aquí como dos categorías principales: vainas de semillas secas y vainas de semillas húmedas. En general, solo use semillas de plantas maduras. Las semillas de plantas jóvenes no germinarán, y las plantas viejas ya habrán dispersado sus semillas. Evite las plantas híbridas, que pueden ser estériles. Recoger de muchas plantas ayuda a retener la diversidad genética y las plantas sanas. Además, considere los grupos locales de intercambio de semillas que están disponibles para comerciar semillas con otros pequeños agricultores.

Vainas de semillas secas

!

Esta subcategoría comprende la albahaca, la lechuga, el cohete de ensalada y el brócoli. Las semillas de algunas de estas plantas se pueden cosechar a lo largo del ciclo de cultivo, por ejemplo, albahaca (Figura 9.7). Otras semillas sólo se pueden recoger después de que la planta esté completamente madura y ya no se pueda utilizar como vegetal, por ejemplo lechuga y brócoli. El proceso general es colocar los tallos secos y maduros cortados en una bolsa de papel grande y almacenar durante 3-5 días en un lugar fresco y oscuro. Durante este tiempo, es útil agitar ligeramente la bolsa de papel sellada para liberar las semillas. A continuación, abra la bolsa y agite el tallo o la planta entera una vez por última vez mientras todavía dentro de la bolsa. Luego, retire los tallos y todos los desechos de las plantas y pasarlos a través de un tamiz para recoger las semillas restantes. Reúne estas semillas y colócalas de nuevo en la bolsa de papel, asegurándote de que solo queden semillas y restos de plantas.

Vainas de semillas mojadas

Esta subcategoría incluye pepinos, tomates y pimientos. Las semillas se desarrollan dentro del fruto real, generalmente recubiertas en un saco de gel, que prohíbe la germinación de semillas. Cuando los frutos estén listos para cosechar, generalmente indicados por un color fuerte y vibrante, retirar el fruto de la planta, cortar el fruto con un cuchillo y recoger las semillas en el interior con una cuchara. Tome las semillas recubiertas de gel y colóquelas en un tamiz y comience a lavar el gel con agua y un paño suave. Luego, toma las semillas y colócalas y sécalas a la sombra, volteándolas ocasionalmente hasta que estén totalmente secas. Por último, retire los restos de gel o plantas restantes y guárdelos en una pequeña bolsa de papel.

Almacenamiento de semillas

Se recomienda almacenar las semillas dentro de bolsas de papel selladas o sobres en un lugar fresco, seco y oscuro con un mínimo de humedad. Un pequeño refrigerador es un lugar perfecto para almacenar semillas, mejor si en un recipiente hermético con una bolsa desecante (es decir, gel de sílice) para mantener la humedad por debajo de los niveles requeridos para que los hongos crezcan. Es vital asegurarse de que solo las semillas estén presentes sin otras plantas o desechos del suelo para eliminar el riesgo de enfermedad o germinación prematura. Los desechos vegetales y la humedad también pueden fomentar hongos y moho que pueden dañar las semillas. Una vez colocados en las bolsas, escriba en la bolsa la fecha y el tipo de planta. Para altos porcentajes de germinación de semillas, las semillas deben usarse dentro de 2-3 temporadas de crecimiento.

Cosecha de agua de lluvia

Recoger el agua de lluvia para reabastecer las unidades acuapónicas es otra forma eficaz de reducir los costos de funcionamiento. El uso del agua de lluvia para acuapónica tiene varios beneficios. En primer lugar, la lluvia es libre. Los sistemas aquapónicos descritos en esta publicación pierden 1-3 por ciento de su agua por día, principalmente por la transpiración a través de las hojas de la planta. El agua es un recurso precioso y puede ser caro y poco fiable en algunas áreas. En segundo lugar, la mayoría del agua de lluvia es de alta calidad. Es poco probable que el agua de lluvia tenga toxinas o patógenos. El agua de lluvia no contiene sales. El agua de lluvia también tiene bajos niveles de GH y KH, y es típicamente ligeramente ácida. Esto es muy útil, especialmente en áreas donde el agua tiene una fuerte alcalinidad, ya que el agua de lluvia puede compensar la necesidad de corrección ácida del agua entrante para mantener el sistema acuapónico dentro del rango óptimo de pH de 6.0-7.0. Sin embargo, el menor KH del agua de lluvia significa que el agua de lluvia es un amortiguador deficiente contra los cambios ácidos en el pH. Por lo tanto, si se utiliza el agua de lluvia como principal fuente de agua, debe añadirse carbonato cálcico, tal como se describe en la sección 3.5.2. Sea consciente de la superficie de recolección de agua, y trate de evitar recolectar agua de alrededor de los refugios de aves o dondequiera que se acumulen las heces de los animales. Un método simple para reducir cualquier riesgo de contaminación por patógenos es a través de la filtración lenta de arena, que se puede obtener simplemente filtrando agua en un filtro de arena fina de 50 a 60 cm de altura y recogiendo el agua filtrada en la abertura inferior del tanque.

!

La recolección de agua de lluvia se puede lograr fácilmente conectando un recipiente limpio grande a las tuberías de drenaje de agua que rodean un edificio o una casa (Figura 9.8). Por ejemplo, una cuenca de 36 m2 recogerá 11 900 litros de agua con apenas 330 mm de precipitación al año. Parte de esta agua se pierde, pero es suficiente para ser suficiente para una unidad acuapónica a pequeña escala. Las unidades aquí descritas utilizan, en promedio, entre 2 000 y 4 000 litros de agua al año. Recoger el agua de lluvia es la parte fácil; almacenar el agua de lluvia es más importante y puede ser más difícil. El agua debe retenerse hasta que el sistema lo necesite, y el agua debe mantenerse limpia. Los contenedores deben estar cubiertos con una pantalla para evitar la entrada de mosquitos y desechos vegetales. También ayuda a mantener algunos pequeños guppies o tilapia freír en el agua de lluvia para comer insectos, y una sola piedra de aire evita que se desarrollen bacterias anóxicas.

Técnicas alternativas de construcción para unidades acuapónicas

!

El ingenio humano ha proporcionado innumerables variaciones sobre el tema básico de la acuapónica. En su sentido más básico, la acuapónica es simplemente poner pescado y verduras en diferentes recipientes con agua oxigenada compartida. Se pueden utilizar tanques de agua viejos, bañeras, barriles de plástico, mesas, piezas de madera y metal para construir una unidad acuapónica (Figura 9.9). Las balsas y las copas de siembra para sistemas DWC se pueden construir a partir de bambú o plástico reciclado; y los sistemas de medios podrían llenarse con grava disponible localmente. Asegúrese siempre de que ninguno de los componentes (tanque de peces, camas multimedia, tuberías de cultivo y accesorios de fontanería) se haya utilizado previamente para contener sustancias tóxicas o nocivas que puedan dañar a los peces, las plantas o los seres humanos. Además, es necesario lavar bien cualquier material antes de usarlo.

El sistema aquapónico menos caro consiste en un agujero grande en el suelo, forrado con un revestimiento barato de plástico de polietileno de 0,6 mm. Este estanque se separa con alambre o malla para separar los peces de las plantas. Un lado del estanque es el tanque de peces, abastecido con una densidad relativamente baja de peces, mientras que el otro es un canal DWC cubierto con espuma de poliestireno. La aireación y el movimiento del agua siempre son necesarios, pero se pueden añadir ya sea a través de un puente aéreo con altura baja de la cabeza o a través de un bombeo alimentado por humanos. Levantar el agua hasta un tanque de cabecera y permitirle volver a caer en cascada es un método para agregar oxígeno sin electricidad. Este enfoque puede utilizarse en lugares donde los barriles y los contenedores IBC son demasiado caros para que los agricultores consideren utilizar, aunque la producción general sería menor.

El apéndice 8 muestra los métodos para fabricar unidades acuapónicas utilizando RIG, que pueden encontrarse fácilmente en todo el mundo. Además, la sección de lectura adicional enumera dos guías diferentes sobre acuapónica hágalo usted mismo.

Energía alternativa para unidades acuapónicas

El funcionamiento de las bombas eléctricas de la unidad, tanto de aire como de agua, requiere una fuente de energía. Por lo general, se usan las redes de alimentación normales, pero no es obligatorio. Estos sistemas pueden funcionar completamente con energía renovable. Está fuera del ámbito de esta publicación especificar los planes para la construcción de sistemas de energía renovable, pero los recursos útiles se enumeran en la sección titulada «Lectura adicional».

Electricidad fotovoltaica

!

La energía solar es una energía alternativa y renovable que proviene de la luz solar. Los paneles fotovoltaicos convierten la radiación electromagnética del sol en energía térmica o electricidad (Figura 9.10). Las bombas de agua y aire para un sistema aquapónico pueden alimentarse con energía solar utilizando células solares fotovoltaicas, un inversor de voltaje CA/CC y baterías grandes para garantizar una alimentación de 24 horas por la noche o en días nublados. Aunque es altamente sostenible, la energía solar supone una gran inversión inicial debido a los costos de los equipos adicionales necesarios para convertir y almacenar la energía de las células fotovoltaicas. Sin embargo, en algunas zonas existen incentivos para el uso de la energía solar que pueden ayudar a compensar estos costes.

Aislamiento

En invierno, puede ser necesario calentar el agua. Hay muchos métodos para lograr este calentamiento mediante el uso de combustibles fósiles. Sin embargo, existen opciones más baratas y sostenibles, como aislamiento de tanques y calefacción en espiral. El aislamiento de los tanques de peces con aislamiento estándar durante los meses de invierno evita la dispersión del calor de los tanques de peces. En realidad, la energía térmica significativa se dispersa de la actividad de las piedras de aire, por lo que es mejor cubrir y aislar el biofiltro o adoptar soluciones alternativas de aireación que eviten las burbujas de aire.

Calentamiento en espiral

!

El calentamiento en espiral es una forma de captura pasiva de calor a partir de la energía solar. El agua del sistema se circula a través de la tubería de manguera negra, enrollada en espiral. El plástico negro captura el calor del sol y lo transfiere al agua. Para calentar aún más el sistema, la bobina de calentamiento en espiral puede estar contenida dentro de una pequeña casa de panel de vidrio que sirve como un mini-invernadero para aumentar aún más el calor. Un fondo negro también puede ayudar a retener el calor. Para los sistemas descritos aquí, las dimensiones recomendadas son una tubería de 25 mm de diámetro con una longitud de 40-80 m (Figura 9.11).

*Fuente: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, 2014, Christopher Somerville, Moti Cohen, Edoardo Pantanella, Austin Stankus y Alessandro Lovatelli, Small scale aquaponic food production, http://www.fao.org/3/a-i4021e.pdf. Reproducido con permiso. *


Food and Agriculture Organization of the United Nations

http://www.fao.org/
Loading...

Esté informado sobre las últimas Tecnologías en Acuaponía

Compañía

  • Nuestro Equipo
  • Comunidad
  • Medios
  • Blog
  • Programa de Referencia
  • Política de Privacidad
  • Términos de Servicio

Copyright © 2019 Aquaponics AI. Todos los derechos reservados.