common:navbar-cta
Descargar AppBlogFuncionalidadesTarifasAsistenciaIniciar Sesión

18.8 Conclusión y perspectivas

2 years ago

7 min read
EnglishEspañolعربىFrançaisPortuguêsItalianoहिन्दीKiswahili中文русский

Como se discute en este capítulo, las evaluaciones económicas de los sistemas acuapónicos siguen siendo una tarea muy compleja y difícil en la actualidad. Aunque a veces la acuapónica se presenta como un método económicamente superior de producción de alimentos, no hay evidencia de tales afirmaciones generalizadas. Hasta ahora, apenas se dispone de datos fiables para una evaluación económica global de la acuapónica. Ello se debe en parte a que no existe un «sistema acuapónico único», sino que existe una variedad de sistemas diferentes que operan en diferentes lugares en condiciones diferentes. Por ejemplo, factores como las condiciones climáticas, que afectan principalmente al consumo de energía de los sistemas, los niveles salariales, la carga de trabajo necesaria para operar los sistemas y las condiciones legales, deben considerarse en el lado de los costes. En cuanto a los ingresos, factores como la combinación de peces y plantas elegidas con sus precios específicos de producto, la opción de gestionar los sistemas como producción ecológica, así como la aceptación pública a largo plazo de los sistemas acuapónicos y sus productos tienen un impacto en la evaluación económica. No menos importante, la evaluación económica de la acuapónica en su sentido más estricto debe hacerse en comparación con los sistemas acuícolas de recirculación y los sistemas hidropónicos como sistemas independientes.

La acuapónica constituye un gran desafío de comunicación como un sistema de producción de alimentos bastante desconocido, con altos niveles de innovación y en la mayoría de los casos con altos insumos tecnológicos. Dado que el consumo de alimentos en las sociedades avanzadas está cada vez más vinculado a alguna forma de naturalidad, cabe esperar grandes desafíos en la comunicación de los sistemas y productos acuapónicos. La limitada evidencia disponible sugiere que este desafío puede resolverse en determinadas condiciones marco, pero esto requiere mucho tiempo, así como insumos financieros y creativos. Hay que reconocer que los elevados precios comunicados para los productos acuapónicos sólo tienen un coste considerable de establecimiento de marca. Como cualquier viabilidad económica de los sistemas acuapónicos dependerá de manera crítica de los precios alcanzables, se necesita más investigación para comprender los diferentes factores determinantes de la disposición de los clientes a pagar por los productos acuapónicos.

Las decisiones de ubicación para la agricultura acuapónica son un determinante clave de la viabilidad económica, ya que muchos factores de producción relacionados con la producción acuapónica no son flexibles en términos de espacio. Esto se refiere especialmente a la tierra. La acuapónica como sistema de producción eficiente en el suelo sólo puede contar con esta ventaja en las regiones con escasez de tierra. Comparativamente, las zonas rurales con precios relativamente bajos de la tierra no pueden generar incentivos suficientes a menos que existan otras ventajas específicas del lugar, por ejemplo, el suministro de energía residual procedente de plantas de biogás. A pesar de ser eficiente en el uso de la tierra en general, la acuapónica en contextos urbanos todavía compite por recursos de tierras muy limitados. En los mercados funcionales, la tierra se asignaría a aquellas actividades con los mayores beneficios por unidad de tierra y es muy cuestionable que la acuapónica pueda competir con actividades industriales o orientadas a servicios muy eficientes en contextos urbanos. Por lo tanto, la acuapónica parece encajar sólo en las zonas urbanas que proporcionan a los acuapónicos una ventaja competitiva sobre las actividades potenciales que compiten.

Ampliar la definición de acuapónica e incluir la agricultura acuapónica tal como introdujo Palm et al. (2018) podría alinear la acuapónica mucho más cerca de los análisis tradicionales de la agricultura económica. Esta definición más amplia de acuapónica se refiere al agua de proceso que se utiliza para la fertilización combinada con el riego en campos. Con esta interpretación más amplia de la acuapónica, es posible producir alimentos básicos en sistemas de producción acuapónica. Dado que la capacidad de absorción de nutrientes de la zona agrícola podría estar limitada en algunas regiones, esta definición sitúa implícitamente a la acuapónica como competidora de la producción porcina, de carne de vacuno y de aves de corral. Dado que la acuicultura utiliza menos recursos que los cerdos, la carne de vacuno y las aves de corral con respecto a la producción final, esto podría convertirse en una opción viable.

En los análisis económicos tradicionales de las explotaciones agrícolas, existe una fuerte separación tecnológica y conceptual de la producción animal y vegetal. Con una menor interacción tecnológica en la agricultura acuapónica en comparación con la acuapónica en sus sentidos más estrictos, también habrá una evaluación económica menos compleja, ya que los dos sistemas de producción de peces y plantas pueden modelarse por separado. Para vincular los sistemas económicamente, habría que determinar los precios internos del sistema, por ejemplo, los precios de los nutrientes procedentes de la producción pesquera a los campos de producción vegetal.

Otra cuestión son los precios obtenidos para los productos finales de la agricultura acuapónica. Las pruebas de precios alcanzables de este tipo de sistemas de producción carecen por completo, lo que limita hasta el momento las estimaciones fiables de la viabilidad económica. Con una mayor separación entre la producción de pescado y de plantas, podría ser factible utilizar los precios de los productos acuícolas convencionales y los precios convencionales de la producción vegetal. Esto supondría que no hay ninguna prima de precio para la agricultura acuapónica. Para comprobar si este es realmente el caso, hay que implementar experimentos de precios combinados con diferentes herramientas de comunicación.

Desde una perspectiva de comunicación, se plantea la cuestión de la percepción de la agricultura acuapónica como superior a los enfoques agrícolas tradicionales. A primera vista, la agricultura acuapónica podría parecer como la ganadería convencional utilizando un tipo diferente de animal. Los esfuerzos de comunicación tendrán que centrarse en los mayores niveles de eficiencia de la acuicultura en comparación con otros tipos de producción ganadera. La publicidad de los productos vegetales procedentes de la agricultura acuapónica como superiores a los productos de la producción vegetal convencional podría ser un reto y requiere más análisis en profundidad. Sin embargo, una ventaja con respecto a la comunicación podría ser el hecho de que una separación más fuerte de la producción de peces y plantas en la agricultura acuapónica podría facilitar la certificación orgánica. Se espera que el etiquetado orgánico constituya una ventaja adicional en los esfuerzos de comunicación relacionados con la acuapónica. (Debe tenerse en cuenta que en el Reino Unido, al menos, la certificación orgánica está vinculada al cultivo de productos en el suelo y, por lo tanto, puede ser necesario identificar un tipo diferente y especial de certificación. Para más información sobre la cuestión de la acuapónica y la certificación orgánica, véase cap. 19.

Por último, es importante señalar que las empresas acuapónicas europeas entrevistadas, incluso aquellas que abandonaron su agricultura acuapónica comercial, siguen esperando el futuro de la acuapónica. Ellos optaron por la acuapónica debido a su potencial de sostenibilidad y todavía ven ese potencial. Reconocen, sin embargo, que la adopción de la acuapónica es un proceso gradual y a largo plazo, que no puede repetirse simplemente en diferentes lugares, sino que debe adaptarse al entorno local. Como tal, la acuapónica sigue siendo una de las tecnologías potencialmente sostenibles del futuro, una que (todavía) no puede decirse que sea capaz de competir adecuadamente en el mercado con sus competidores, pero que seguirá necesitando más apoyo público y cuya adopción está determinada no sólo por su ventajas, pero mucho más en la determinación pública y buena voluntad. Como se indica en Cap. 16 de esta publicación, se plantea la pregunta «¿en qué circunstancias puede la acuapónica competir más que los métodos tradicionales de producción de alimentos en gran escala?» no es lo mismo que preguntar «en qué medida puede la acuapónica satisfacer las exigencias de sostenibilidad y seguridad alimentaria de nuestra era».


Aquaponics Food Production Systems

Loading...

Esté informado sobre las últimas Tecnologías en Acuaponía

Compañía

  • Nuestro Equipo
  • Comunidad
  • Medios
  • Blog
  • Programa de Referencia
  • Política de Privacidad
  • Términos de Servicio

Copyright © 2019 Aquaponics AI. Todos los derechos reservados.