Recién Lanzado¡Nuestro programa de afiliación global está listo y funcionando! Empiece a ganar hoy mismo.
BlogFuncionalidadesTarifasAsistenciaIniciar Sesión

Pesquería de cangrejo de barro de Madagascar: Cómo los pescadores pueden ganar más mientras pescan menos

a month ago

40 min read

Zbigniew Kasprzyk Consultor independiente de pesca Antananarivo, Madagascar

Adrian Levrel Blue Ventures Londres, Reino Unido

Madagascar, uno de los países más pobres del mundo, cuenta con grandes comunidades costeras que dependen en gran medida de diversas pesquerías a pequeña escala, como el cangrejo de lodo de manglar (Scylla serrata), para obtener ingresos. Ha habido un marcado aumento en la pesca de cangrejo de lodo de manglar debido a la alta demanda internacional, y ahora es la tercera exportación de mariscos más valiosa del país. Esto ha dado lugar a una sobrepesca, con disminuciones documentadas de la cantidad y el tamaño medio de las capturas. Además, las pérdidas posteriores a la cosecha a lo largo de la cadena de valor conducen a la pérdida de valor debido a la mala manipulación, transporte y almacenamiento. Esta pérdida de valor reduce aún más los ingresos y la seguridad alimentaria de las comunidades costeras que dependen de esta pesquería. El Programa Smartfish, ejecutado conjuntamente por la Comisión del Océano Índico y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y financiado por la Unión Europea, colaboró con el Ministerio del Gobierno de Madagascar encargado de los recursos pesqueros y las ONG locales, entre ellas Blue Ventures y WWF, para evaluar los métodos para reducir la explotación de la pesca y aumentar los beneficios para los pescadores y la cadena de suministro en general. Este estudio de caso revisa enfoques prácticos para recuperar el valor perdido en la pesquería de cangrejo de lodo de manglar, destacando intervenciones de bajo costo que pueden aumentar los rendimientos incluso frente a la caída de las capturas. El valor de las capturas se incrementó mediante la obtención de precios más altos para los cangrejos de exportación (alrededor de la mitad de la cosecha anual) y la reducción de las pérdidas posteriores a la cosecha, lo que constituye un ejemplo práctico de cómo los cambios de bajo costo en el comportamiento, la logística y la técnica pueden reducir las pérdidas posteriores a la captura, ayudando a los pescadores a ganar más atrapando menos.

*Palabras clave: * Cangrejo de barro, Scylla serrata, Madagascar, manglares, pesca de manglares, mejora de la cadena de valor, pérdidas post-captura, pesca a pequeña escala, pesca tradicional.

Aproximadamente 30 000 pescadores tradicionales trabajan en la pesquería de cangrejo de barro de manglar de Madagascar, principalmente en zonas de la costa occidental que exhiben bosques de manglares cerca de compradores de mariscos. Los pescadores pescan a pie o a partir de pirogues de madera no motorizados (canoas de vela o remo) utilizando un equipo sencillo. La demanda del mercado ha aumentado considerablemente desde finales del decenio de 2000, en particular para los cangrejos vivos, lo que ha provocado una sobreexplotación en todas las regiones menos remotas, con una marcada tendencia a la reducción de los rendimientos pesqueros y el tamaño medio de los cangrejos cosechados. Al mismo tiempo, el crecimiento de la población y la migración económica a la costa han hecho que un mayor número de personas exploten los manglares, en particular para la producción de carbón vegetal y la madera de construcción, así como para la recolección de pescado y crustáceos para los mercados locales y extranjeros. Los pescadores en pequeña escala que viven en los manglares no suelen tener tierras de cultivo y dependen en gran medida de la pesca de cangrejos de lodo para su sustento.

A principios de la década de 2000, se hizo evidente que los bosques de manglares y las poblaciones de cangrejos estaban siendo sobreexplotadas. Posteriormente, el Ministerio del Gobierno de Madagascar encargado de los recursos pesqueros (Ministère des Ressources Halieutiques et de la Pêche - MRHP, fusionado en el Ministère de l'Agriculture de l'Elevage et de la Pêche en 2019) decidió desarrollar una nueva política para el sector. El Programa SmartFish 1, implementado conjuntamente por la FAO y la Comisión del Océano Índico, comenzó a trabajar con MRHP en 2011 con el objetivo de hacer que la pesca de cangrejo de lodo sea más sostenible mediante:

  • Aumentar el valor del sector de los cangrejos reorientando las exportaciones hacia cangrejos vivos, que son más lucrativos que los cangrejos congelados y pueden venderse por el doble del precio;
  • Reducir la mortalidad posterior a la cosecha a menos del 20 por ciento para finales de 2015, en comparación con el 32 por ciento en 2013 (con pérdidas máximas del 50 por ciento en la temporada de lluvias).

El desafío para los pescadores podría resumirse como: «¿Puedes ganar más mientras atrapas menos?» Se desarrollaron diez prácticas mejoradas para la captura y manipulación de cangrejos con el objetivo de mejorar la calidad de los cangrejos vivos manejados en todos los eslabones de la cadena de valor. Estas buenas prácticas se pusieron a prueba y se difundieron directamente a los pescadores, mayoristas y coleccionistas. El resultado ha sido que los cangrejos son ahora más sanos y robustos, con un mejor rendimiento de carne, y son más capaces de sobrevivir tanto al transporte doméstico como a la exportación.

Estas buenas prácticas se ajustan a las Directrices voluntarias para asegurar la pesca sostenible en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza (Directrices sobre el Fondo de Seguridad Alimentaria; FAO, 2015), en particular: reducir las pérdidas posteriores a la cosecha en todo el sector (párrafo 7.5), facilitar el acceso a la el mercado mediante la exportación de cangrejos vivos (punto 7.6) y el aumento de la cantidad de cangrejos vendidos en el mercado local, contribuyendo así a la seguridad alimentaria (punto 7.7). La identificación de innovaciones sencillas junto con los pescadores y los coleccionistas, y su participación en el desarrollo, las pruebas y la transferencia de competencias para difundir las buenas prácticas, ha sido un elemento central de la estrategia de intervención (apartado 12.3).

El MRHP logró la adopción generalizada de prácticas de manejo post-cosecha mediante un proceso participativo que vinculaba departamentos descentralizados, actores del sector y expertos en pesca. Este estudio de caso detalla el proceso seguido por el Programa SmartFish para identificar, probar y difundir buenas prácticas sobre el terreno en las cinco regiones costeras de Madagascar occidental que contienen manglares. También ofrece recomendaciones sobre cómo reproducir esta experiencia positiva en otras zonas de manglares de Madagascar, así como en otros países africanos con pesquerías de manglares y cangrejos de manglares.

El cangrejo de manglar, Scylla serrata (Forskal, 1755), también conocido como el cangrejo de lodo, es una de las especies de cangrejo más grandes y buscadas de la familia Portunidae. Se encuentra en las zonas intermareales de estuarios y manglares en los océanos Índico y Pacífico. Está adaptado a zonas submareales (sumergidas constantemente) y puede tolerar variaciones significativas en la salinidad — del 1 al 30 por ciento (Ali *et al., 2004).

Según la teleobservación llevada a cabo en 2010, Madagascar tiene alrededor de 2.000 km² de manglares (Jones et al., 2016). En 1997, esta cifra representaba el 20% y el 2% del total de África y el mundo, respectivamente (ONE y ANGAP, 1997). La gran mayoría de los manglares de Madagascar se encuentran en la costa oeste del país (Figura 7.1).

! image-20210521192811463

! image-20210521192823076

Las cifras oficiales de MRHP indican que el rendimiento máximo sostenible nacional (RMS) para el cangrejo de manglar es de 7 500 toneladas al año (Ralison, 1987). Esta estimación se basa en un nivel de producción hipotético de 2,5 toneladas/km² para 3 000 km² de manglares.

La explotación sostenible tanto de la pesca de manglares como de los bosques se ha vuelto crítica, y no sólo por el bien de la pesca de cangrejo. Los manglares proporcionan un hábitat para muchos otros crustáceos y peces, así como una serie de otros valiosos beneficios ecosistémicos, como la protección contra las oleadas de tormentas y el secuestro de dióxido de carbono.

! image-20210521192840077

La pesca del cangrejo de manglar en Madagascar es exclusivamente tradicional: se lleva a cabo en zonas de manglar inaccesibles a pie o en pequeñas pirogas no motorizadas, utilizando técnicas de pesca muy sencillas y económicas (por ejemplo, ganchos, redes de cangrejo, redes de mantenimiento y líneas). Una encuesta nacional realizada en 2013 mostró que en Madagascar hay unos 30 000 pescadores de cangrejo de manglar, de los cuales el 21 por ciento son mujeres (MRHP y PASP, 2014). Las mujeres procesadoras generalmente manejan el almacenamiento y la venta, a menudo asistidas por sus hijos.

Los cangrejos generalmente se manejan vivos, cubiertos de barro. Los coleccionistas, mayoristas y vendedores del mercado local tienen permisos de recolección y tarjetas de mayorista o vendedor. La proporción de agentes no estructurados en el sector se está reduciendo y tanto los operadores formales como los informales utilizan pocos empleados y poco capital. Casi sin acceso al crédito, tienen pocos fondos propios para invertir en recursos de recaudación. En marcado contraste, las empresas de exportación tienen plantas de procesamiento que normalmente cumplen con las normas internacionales (Kasprzyk, 2014).

Anteriormente, la pesca de cangrejo era considerada por pescadores, coleccionistas y autoridades pesqueras como de menor importancia que la pesca de camarones y peces. De hecho, las capturas de 1985 a 2008 estuvieron muy por debajo del RMS hipotético de 7 500 toneladas. Sin embargo, en 2009, la pesca de cangrejo aumentó significativamente cuando las empresas de camarón adaptaron parte de su infraestructura de procesamiento al cangrejo para compensar la caída de la producción de camarón. La producción tradicional de pescadores ha aumentado de 4 052 toneladas en 2012 a 6 018 toneladas en 2017 (Figura 7.2), y su valor ha aumentado paralelamente.

! image-20210521192909868

Esta parte del estudio está directamente relacionada con el párrafo 7.5 de las Directrices del FSS.

El Programa SmartFish implementó el «proyecto de cangrejo», que involucró activamente a los actores de cada etapa de la cadena de suministro con el objetivo de abordar la mortalidad posterior a la cosecha e identificar buenas prácticas para reducir las pérdidas posteriores a la cosecha (cuadro 7.1). El proyecto comenzó con la movilización de actores dinámicos e innovadores de la cadena de suministro local y la identificación de una gama de soluciones técnicas con ellos. A continuación, se probaron, optimizaron y presentaron a los actores y socios para su aprobación. Estos mismos agentes y asociados también participaron en las etapas de sensibilización y difusión.

CUADRO 7.1

*Proceso de identificación de buenas prácticas después de la cosecha

FaseMovilización de agentes y recursosProductos1. Introducción sobre el terreno, análisis de base y análisis preliminarEstudio y análisis en profundidad de la situación en el terreno Participación y sensibilización de los servicios técnicos y las autoridades localesContratación de agentes locales que conocen bien el terreno para que actúen como facilitadoresIdentificación de personas dinámicas Estimación de las pérdidas y causas posteriores a la cosecha en cada eslabón de la cadena Identificación de prácticas locales innovadoras que podrían optimizarse o mejorarse una gama de soluciones técnicas propuestas para cada eslabón de la cadena sectorial2. Ensayo de una gama de soluciones técnicasEstablecimiento de un mecanismo de prueba de soluciones técnicas con los actores identificadosFormación de operadores con seguimiento por los facilitadoresAmplia cobertura geográfica y duración suficiente para observar resultados clarosEvaluación de las soluciones técnicas utilizando datos de encuestas y opiniones reunidos en los talleres Lista de buenas prácticas para su aprobación3. Aprobación de buenas prácticasTodos los agentes del sector identificados contratados para aprobar las buenas prácticas seleccionadasLista de buenas prácticas aprobadas para divulgarLista de agentes y facilitadores para movilizarse con fines de demostración y capacitación sobre el terreno4. Difusión de buenas prácticasElaboración de un conjunto de herramientas didácticas para la formación y la comunicaciónOrganización de campañas de sensibilización y difusiónEvaluación complementaria de la adopción de buenas prácticas y de los efectos en las pérdidas posteriores a la cosecha

Para reducir las inversiones en la cadena de frío, los cangrejos de manglar se manejan en vivo en cada eslabón de la cadena de suministro. Las tasas de mortalidad son significativas entre el momento de la captura y la llegada al destino final (es decir, fábrica/mercado).

El proyecto de cangrejo SmartFish llevó a cabo numerosas encuestas de campo en 2012 y 2013 evaluando la mortalidad en cada eslabón de la cadena de suministro (cuadro 7.2).

CUADRO 7.2

Mortalidad poscosecha en el sector cangrejo en Madagascar

EnlaceTasa de mortalidad *Pesca y almacenamiento en pueblos (con pescadores)7%Almacenamiento en aldeas y transporte a coleccionistas (con mayoristas)7%Almacenamiento en puntos de recogida incluyendo transporte y entrega a la fábrica/mercado situado en la costa (con coleccionistas)16%Transporte entre pueblos costeros y Antananarivo para cangrejos exportados en vivo por aire o vendidos en la capital (con coleccionistas)5%Venta en el mercado local/bazar (con vendedores) 6%

*Fuera de la temporada de ciclones.

*Fuente: * Encuestas realizadas por el proyecto de cangrejo del Programa SmartFish en 11 de los 17 distritos administrativos del país que contienen manglares. FANOITRA ONG & Kasprzyk, 2016

La tasa de mortalidad varía significativamente según la lejanía y accesibilidad de los pueblos o campamentos de pescadores, la forma en que se organiza la recolección y el destino final de los cangrejos. La mortalidad también aumenta significativamente en la temporada de ciclones (los valores presentados en el cuadro 7.2 corresponden únicamente a fuera de la temporada de ciclones).

Las pérdidas anuales en 2013 se estimaron en 1 300 toneladas, una pérdida comercial de 4,5 millones de dólares estadounidenses (Kasprzyk, 2016). Estas son pérdidas totales, ya que los cangrejos muertos no son aptos para el consumo humano o el uso en la alimentación animal, debido a las toxinas que se desarrollan rápidamente después de la muerte.

Las principales causas de esta elevada mortalidad, algunas de las cuales se ilustran en la Figura 7.3, son:

a) La forma en que se organiza la recogida y el período prolongado durante el cual se manejan los cangrejos, desde el momento en que son capturados hasta el parto final (hasta una semana o más para las aldeas remotas);

b) Utilización de almacenamiento y transporte inadecuados, lo que provoca la trituración de cangrejos;

c) La asfixia del cangrejo debido a la cantidad y calidad inadecuadas del barro y la falta de riego;

d) El atado tardío de las garras de los cangrejos, lo que favorece las lesiones (ya que son carnívoras y caníbales);

e) Venta de cangrejos sin garras en ciertas regiones de Madagascar (si se eliminan las garras, los cangrejos se lesionan y, por lo tanto, son más vulnerables).

Una vez cuantificadas las pérdidas, el PMR fijó el objetivo de reducir la mortalidad estimada de 32 por ciento en un tercio. Con el apoyo de SmartFish, implementó un programa con las partes interesadas del sector basado en dos principios:

  • Identificar soluciones técnicas sencillas y de bajo costo utilizando los conocimientos y materiales disponibles a nivel local, y promover las buenas prácticas locales;

  • Lograr una amplia cobertura geográfica, con numerosos sitios piloto para la demostración.

Entre noviembre de 2012 y enero de 2014, se identificaron, probaron y aprobaron prácticas. Los consultores realizaron varias visitas a las aldeas, permitiéndoles identificar a los actores (pescadores, mayoristas y coleccionistas) que reportaron una mortalidad menor que otros. Después de analizar las técnicas, estos métodos fueron probados individualmente durante varios meses por los líderes de otras aldeas.

! image-20210521193056234

En colaboración con el Fondo Mundial para la Naturaleza, SmartFish llevó a cabo 716 pruebas y demostraciones en 33 aldeas de cuatro de las seis regiones de manglares de Madagascar. Esto implicó proporcionar materiales de pesca y capacitación a 205 pescadores, mientras que aproximadamente 2.500 pescadores tuvieron acceso a las manifestaciones en sus aldeas.

En cada lugar de demostración, el proyecto supervisó y evaluó las pérdidas posteriores a la cosecha en comparación con la base de referencia establecida durante los estudios iniciales. Esto permitió cuantificar la reducción de la mortalidad y analizar también la adaptabilidad de las innovaciones, así como su rentabilidad (es decir, ingresos adicionales y período de amortización). Es importante destacar que un experto en pesca apoyó regularmente a los consultores locales, dedicando más de 75 días a trabajar en aldeas y pueblos costeros entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015.

Este trabajo se utilizó en última instancia para producir SmartFish Manual No. 35, titulado «Mejorar el valor del cangrejo de manglar a través de la reducción de las pérdidas post-cosecha», que fue publicado en francés y malgache por SmartFish, la Unión Europea y la FAO en 2014, detallado en la siguiente sección - difusión.

CUADRO 7.3

Breve descripción de las diez buenas prácticas publicadas por SmartFish

Punto en el sector Cadena de valorBuenas prácticasPrincipiosPesca1. Red de cangrejoAtrapar especímenes más grandes, en aguas más profundasAlmacenamiento (pescador) 2. Cabaña de almacenamiento3. Jaula de almacenamiento de cangrejosqueprotegen a los cangrejos en espera de colecciónMantener los cangrejos en su entorno natural (sin pérdidas)Almacenamiento (colector)4. Hangar5 de almacenamiento. Recinto de almacenamiento de cangrejos vivosLimitación de las pérdidas mediante un almacenamiento apropiado Conservación de los cangrejos en su entorno natural (sin pérdidas)Transporte (colector) 6. Carros adaptados (estantes)Reducción de la trituración del cangrejo, protegiéndolos contra el sol y la lluviaTransporte (coleccionador/mayorista)7. Caja de madera para el transporteReducción de la trituración del cangrejo, mantenimiento de condiciones de transporte favorablesTransporte (coleccionador/mayorista)8. Mejores estanterías para el transporte por pirogueReducción de la trituración de cangrejos y mantenimiento de condiciones de transporte favorablesTransporte (colector/mayorista)9. Mejores estanterías para el transporte por camiónReducción de la trituración de cangrejos y mantenimiento de condiciones de transporte favorablesTransporte (colector/mayorista)10. Motor a bordo para transporte en pirogueReducción del tiempo de transporte

La segunda fase del proyecto consistió en actividades más amplias de sensibilización y difusión, que consistían en los siguientes elementos:

  • Elaboración de un manual técnico detallado en francés y malgache para todos los agentes del sector;

  • Elaboración de un conjunto de herramientas de sensibilización y difusión (también en francés y malgache) basado en el manual, en el que se presenten los distintos instrumentos a diferentes destinatarios;

  • La difusión en las emisoras de radio locales en dialectos locales, a fin de llegar a un público lo más amplio posible;

  • Organización de talleres regionales e interregionales de capacitación y demostración;

  • La creación de tres unidades móviles de demostración en las aldeas para mostrar vídeos de capacitación, realizar demostraciones prácticas y distribuir las diferentes herramientas o carpetas de difusión.

El programa estaba dirigido específicamente a cada uno de los agentes del sector (pescadores, mayoristas y coleccionistas), así como a los que les rodean, es decir, a sus cónyuges e hijos (que participan en la manipulación de cangrejos) y al público en general que utiliza los recursos de manglar. Los niños que asisten a la escuela suelen ser los únicos miembros del hogar alfabetizados y, por lo tanto, están más inclinados que los adultos a asumir las buenas prácticas e innovar. Los servicios técnicos, las autoridades locales y los asociados para el desarrollo de las zonas costeras participaron en cada etapa.

CUADRO 7.4

Descripción del conjunto de herramientas de concienciación

HerramientasContenidoPúblico objetivo y usoManualtécnico,formato 17x25 cm (80 páginas)Código de conducta para los operadores y descripción detallada (fotos, dibujos) de diez buenas prácticas para fortalecer los cangrejos y reducir las pérdidas posteriores ala cosecha Los agentes del sector (empresas de recogida, coleccionistas individuales), las autoridades pesqueras y del medio ambiente costero, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y los proyectosCarteles informativos (cinco) en formato A2, recubiertosInstrucciones para el montaje y uso de las herramientas para la pesca, transporte y almacenamiento de cangrejos recomendadas en el manual técnicoTodos los actores del sector. Pantalla: vallas publicitarias de aldeas, mercados, escuelas de aldeas y comunidades, oficinas de administración, oficinas locales de ONG y proyectos. Hojas informativas (diez) en formato A4, a doble cara y laminadoFichas descriptivas concisas sobre las diez buenas prácticas descritas en el manual técnicoTodos los actores del sector. Distribuido por unidades móviles de demostraciones a personas interesadas en una técnica particular. Programas radiofónicos (tres)Código de conducta y buenas prácticas, en forma de boceto o breve juego en diferentes dialectos costeros Público engeneral (la radio es el único medio de comunicación accesible para la mayoría de las aldeas remotas)Vídeo de capacitación (43 minutos)Fabricación y uso de las herramientas recomendadas en las buenas prácticasTodos los actores del sector y el público en general. Difundida en las aldeas por unidades móviles de demostración. Cómic, formato 21x30 cm (15 páginas), bilingüe, en malgache y francésSensibilizar a los jóvenes sobre los beneficios de los manglares, la importancia de protegerlos y la existencia de buenas prácticas poscosecha. Niños de 10 a 14 años y sus familias en áreas de manglar. Distribuido en las escuelas de las aldeas. Envoltura de tela ilustrada (lambahoany), formato 170x112 cm, tela conserigrafía a cuatro coloresIlustraciones que muestran las buenas prácticas y recuerdan a la gente el tamaño mínimo de capturaMujer. Distribuido por las unidades móviles de demostración y durante talleres regionales. Esteras ilustradas en formato A3, doble cara y laminadoIlustraciones que muestran las buenas prácticas y recordando a la gente el tamaño mínimo de capturaRestaurantes locales (gargotes), familias de pescadores. Distribuido por las unidades móviles de demostración y durante talleres regionales.

Los talleres regionales e interregionales en las ciudades costeras de Madagascar occidental fueron fundamentales para el éxito del proyecto. A partir de 2014, reunieron a un total de 270 personas, de las cuales 52 eran pescadores y 140 eran actores en otras partes de la cadena de valor. Durante los talleres:

  • Los servicios de MRHP demostraron su compromiso y dieron a conocer la nueva legislación que se estaba preparando.

  • Los operadores y socios tuvieron la oportunidad de aprobar las buenas prácticas seleccionadas para su difusión, por lo que participaron plenamente en la difusión.

  • Los participantes tuvieron la oportunidad de debatir e intercambiar opiniones sobre el uso sostenible de cangrejos y manglares, a la vez que obtuvieron formación técnica y experiencia.

  • Se puso en marcha un concurso de innovación para identificar nuevas prácticas o mejoras en las que ya se habían difundido.

Lo que distinguió a estos talleres fue que incluyeron capacitación práctica y demostraciones, además de las presentaciones y debates. Esto era importante porque permitía a los operadores participar y demostrar su experiencia. Los pescadores y mayoristas, que en general fueron bastante pasivos durante las presentaciones y debates, estuvieron muy activos durante las sesiones sobre el montaje y la optimización de mejores artes, tales como redes de cangrejo, jaulas de cangrejo vivo u otras cajas de madera.

El principal desafío para la campaña de difusión fue la lejanía de las zonas de manglares. Llegar a los pueblos pesqueros es difícil y requiere mucho tiempo, ya que sólo son accesibles por mar. Por esta razón, SmartFish organizó tres campañas móviles de demostración en abril y mayo de 2015, cada una de seis semanas y viajando en embarcaciones motorizadas. Cada unidad móvil constaba de tres o cuatro personas, incluyendo al menos un practicante capaz de demostrar cómo hacer y utilizar las diferentes innovaciones. La unidad móvil estaba equipada para mostrar vídeos de capacitación y disponía de un material de difusión. Se adaptó al horario de vida y trabajo de los pescadores y sus familias para llegar al mayor número posible de personas.

Es importante destacar que las personas que demostraron las buenas prácticas en las aldeas eran los mejores pescadores, intermediarios y coleccionistas. Después de haber recibido capacitación, sus nuevos conocimientos y su evidente profesionalismo les permitieron capacitar a otros actores de las aldeas (recuadro 7.1 y gráfico 7.4).

CAJA 7.1 Un día típico para una unidad de demostración móvil Por la mañana, mientras los pescadores estaban en el mar, la unidad de demostración se reunió con los alumnos más jóvenes (10-14 años) en la escuela y les dio el cómic con explicaciones y discusiones. Al mismo tiempo, un miembro de la unidad realizó una breve encuesta con los operadores locales sobre las pérdidas de pesca y post-cosecha, para comprender el contexto local antes de la sesión de la tarde. Por la tarde se celebró una reunión con los pescadores y otros actores de la cadena de suministro. En primer lugar, se dio la palabra a los pescadores para expresar sus opiniones. Luego la discusión se amplió a las causas de la mortalidad de cangrejos y cómo los propios aldeanos podrían reducir sus pérdidas. A continuación, la unidad mostró el video de capacitación sobre buenas prácticas (43 minutos), y luego demostró buenas prácticas específicas (redes de cangrejo, jaulas de cangrejo vivo, etc.). Los pescadores, mayoristas y coleccionistas fueron invitados a participar y las personas más activas e interesadas recibieron hojas informativas laminadas, el manual técnico y otros artículos del kit de difusión. Al final del día, la unidad instaló exhibiciones en lugares públicos (oficinas, mercados y escuelas) y en las sedes de grupos locales, ONG y proyectos activos sobre el terreno.

Los resultados de las unidades móviles de demostración fueron los siguientes:

  • 46 fokontany* (unidad administrativa a nivel de aldea) visitada en la que participaron casi 9.800 pescadores, de los cuales 4.000 estaban especializados en la pesca de cangrejo;

  • 2 060 pescadores entrenados, 1 090 niños recibieron un cómic;

  • 140 manuales técnicos, 1 430 hojas laminadas, 225 carteles, 90 manteles individuales y envolturas de tela ilustradas;

  • Participación de alcaldes, jefes de aldea, ancianos con conocimientos, presidentes de organizaciones comunitarias de base, directores y maestros.

Las emisiones de radio se tradujeron al malgache oficial y a los dos dialectos costeros, y se transmitieron 74 veces por ocho emisoras locales de radio en cinco grandes ciudades costeras. También se utilizó la radio para informar al público sobre los objetivos de las unidades móviles de demostración. La radiodifusión es una forma económica de difundir los mensajes clave a los pescadores, mayoristas y coleccionistas que no han tenido contacto directo con el gobierno o los instructores de proyectos. Incluso cuando los coleccionistas tenían un acceso más fácil a las autoridades o al proyecto, la radio seguía sirviendo para asesorarlos y actualizarlos.

! image-20210521193141364

CUADRO 7.5

Tasas de mortalidad: progresión entre 2013 y 2015

Etapa de la cadena de valor (actor)Tasa de mortalidad (%)20132015Pesca y almacenamiento en aldeas (pescadores)7.02.5 Almacenamiento en aldeas y transporte a coleccionistas (mayoristas)7,02.5Almacenamiento en puntos de recogida, incluida la entrega a fábrica/mercado situado en la costa (coleccionistas)16,06.5Transporte entre ciudades costeras y Antananarivo (coleccionistas) 5,05,5Venta en el mercado local/bazar (proveedores)6,06,5Mortalidad acumulada: Entrega en las ciudadescosteras23,0—36,011,5—18,0Entrega en Antananarivo28,0—41,017,0—23. 5

*Fuente: * Fanoitra y Kasprzyk, 2016.

A lo largo de la duración del proyecto, los resultados obtenidos fueron satisfactorios:

  • En dos años, la tasa de mortalidad bajó del 32 por ciento al 17,5 por ciento.

  • Esto representa una ganancia de 600 toneladas de cangrejos con un valor de mercado de 2,1 millones de dólares.

  • Se superó el objetivo de reducir la tasa de mortalidad en un tercio.

  • Cada kg de cangrejo «guardado» se traduce en un USD 1 adicional para el pescador.

La mortalidad se redujo con éxito en la cadena de suministro, principalmente donde estaban activos los pescadores, los intermediarios de las aldeas y los coleccionistas. Esto se logró gracias a que las prácticas mejoradas se difundieron ampliamente y se tomaron en cuenta con la fuerte participación de los agentes locales de la cadena de suministro. Los coleccionistas y comerciantes que trabajaban juntos en las zonas de pesca lograron reducir el tiempo de almacenamiento de los cangrejos. En 2012, la recolección se realizó una vez a la semana o menos; en 2015, el almacenamiento no duró más de tres días, y la recolección se llevó a cabo dos o tres veces a la semana.

Sin embargo, la mortalidad no disminuyó entre los colectores que transportan cangrejos vivos a Antananarivo. Esto se explica por el aumento de la distancia entre las ciudades costeras donde se realiza la recolección y la capital: en 2013, los cangrejos enviados a Antananarivo provenían de Mahajanga y Morombe (una distancia de 570-700 km), pero ahora un número creciente viene de Antsohihy, Ambanja e incluso Toliara (una distancia de 750—1 000 km). Las rutas más largas causan una mayor mortalidad de cangrejos.

Esta parte del estudio se refiere al párrafo 7.6 de las Directrices sobre el FSS.

Reorientación y crecimiento de las exportaciones

CUADRO 7.6

Producción y exportación de cangrejos entre 2012 y 2017

Descripción20122013201420152016* 2017QVQVQVQVQV QVCapturas4 052-6 014-6 946-7 306-6 300-6 018-Exportaciones (en peso vivo)2 454-3 221 -4 465-3 594-3 156-3 008-Exportaciones (en productos acabados)1 1004,921 96612,193 40120,802 83616,612 34511,852 317 10,73Vivos290,168818,072 47617,172 20514,491 6689,271 7158,13Congelados1 0403,821 0844,069253,63632 2,126772,586022,60Semiconservado310,941,40,06-------

Q — cantidad (toneladas); V — valor (millones USD);\ *2016: nueva estimación por consultor; 

Coeficiente de conversión en peso vivo: cangrejo vivo (1,0), cangrejo entero congelado (1,1), cangrejo congelado en trozos (2,2), carne de cangrejo cruda (6,1), carne de cangrejo pasteurizada (10,0).

*Fuente: * Servicio de estadísticas de MRHP.

Hasta 2012, los cangrejos congelados en trozos constituían el 93 por ciento del tonelaje y el 73 por ciento del valor de las exportaciones; pequeñas cantidades de cangrejo vivo se vendieron a las vecinas Mauricio y Reunión. El cangrejo congelado se vendió principalmente a Europa, en particular a Francia (Kasprzyk, 2014). Luego, en 2013, el MRHP comenzó a conceder diversos permisos para la recolección y exportación de cangrejos vivos, lo que se reflejó rápidamente en las exportaciones (cuadro 7.6). Hubo un aumento del 49 por ciento en la producción total de cangrejo en 2017 en comparación con 2012 (Figura 7.2); durante el mismo período, el tonelaje de las exportaciones de peso vivo aumentó solo un 23 por ciento, mientras que el valor de las exportaciones aumentó en un múltiplo de 2,2.

Este gran aumento del valor de exportación se explica esencialmente por el aumento significativo de la proporción de cangrejos vivos exportados (3 por ciento en 2012, más del 70 por ciento a partir de 2014) y su mayor valor: el precio medio del peso vivo por kilogramo es 1,7 veces superior al de los cangrejos congelados. Europa, los principales importadores de cangrejo congelado antes de 2012, ha sido ahora superada por Asia (en particular China).

Impacto en el precio de venta y en los ingresos de los pescadores Se realizaron encuestas para cuantificar la reducción de las pérdidas y la mejora de los ingresos obtenidos por el proyecto de cangrejo, 191 personas - pescadores, intermediarios y coleccionistas fueron encuestados en septiembre y octubre de 2015 en 38 aldeas y 8 ciudades costeras occidentales (Ambanja, Antsohihy, Mahajanga, Namakia, Soalala, Belo- sur-Tsiribihina, Morondava y Morombe) en 11 distritos. Los resultados mostraron que el precio pasó de un promedio nacional de menos de 0,5 USD por kg a principios de 2012 a más de 1,1 USD por kg a finales de 2015. En el caso de los pescadores de pirogue de la región de Boeny, sus ingresos aumentaron un 26% entre 2011 y 2015, a pesar de que sus capturas disminuyeron un 33% durante el mismo período (cuadro 7.7). Esto se debe principalmente al aumento del precio de venta. La reducción de las pérdidas posteriores a la cosecha también contribuyó, pero en menor medida.

Sin embargo, la media nacional ocultó importantes disparidades de precios entre las regiones: 1,88 USD por kg para las regiones de Sofía y Diana, 0,74 USD por kg para Boeny y Menabe, y solo 0,38 USD por kg para Atsimo-Andrefana. Estas disparidades se explican por las diferencias en la calidad de los cangrejos recogidos y los mayores costos del transporte en las regiones más remotas. Además, el aumento medio de los precios en todas estas regiones ha incentivado desde entonces a todos los actores del sector a adoptar las nuevas prácticas.

CUADRO 7.7 Capturas medias e ingresos de los pescadores de pirogue en 2011 y 2015 — Región de Boeny

Descripción20112015Capturas mensuales (kg)261196Precio de venta (USD/kg)0,470,74 Ingresos mensuales brutos (USD)114144

Fuentes: Kasprzyk, 2012; Fanoitra et al., 2016.

Los ingresos adicionales obtenidos mediante la reducción de las pérdidas son sustanciales entre los coleccionistas y los mayoristas (cuadro 7.8). La feroz competencia ha empujado a estos actores a tomar las técnicas diseminadas por el proyecto. Los ingresos generados entonces a veces ayudan a financiar los materiales necesarios para mejorar aún más el equipo de pesca y almacenamiento. Los coleccionistas y mayoristas están continuando el trabajo del proyecto aplicando y difundiendo las buenas prácticas, y ganando más al hacerlo.

CUADRO 7.8

*Ingresos mensuales adicionales obtenidos gracias a la reducción de la mortalidad (promedio nacional) *

ActorProducción mensual (kg)Precio de venta unitario(USD/kg)Reducción de las pérdidas la reducción de las pérdidas (dólares%kgFisher1941,004,5(7,0—2,5 = 4,5) 99,54Intermediario2221 1,404,5(7,0—2,5 = 4,5) 100 140Colector3 9392.209.5 (16.0—6.5 = 9.5)374823

Fuente: * Fanoitra *et al., 2016.

Impacto en el mercado local

La apertura del mercado para las exportaciones de cangrejos vivos dio lugar a temores de que disminuyera la cantidad disponible para el consumo local. De hecho, se ha observado lo contrario: el consumo local y las ventas se han triplicado con creces, pasando de 628 toneladas en 2012 a 1 964 toneladas en 2017 (cuadro 7.9).

CUADRO 7.9

*Distribución de las capturas de cangrejo en 2012 y 2017 (en toneladas) *

Descripción20122017Total de capturas4 0526 018DistribuciónPérdidas posteriores a la cosecha9701 050exportaciones 2 4543 008consumo local6281 964

*Fuente: * Kasprzyk y Levrel, 2018a.

El crecimiento relativamente débil de la cantidad de las exportaciones de cangrejo puede deberse al importante tonelaje rechazado por los coleccionistas/exportadores de cangrejos vivos, debido a que los cangrejos son débiles, lesionados, bajo rendimiento de carne y, sobre todo, por debajo del tamaño estándar. En promedio, los exportadores rechazan entre el 40 y el 45 por ciento de los cangrejos que se les suministran. Estos se venden inmediatamente a los comerciantes locales y, en menor medida, a los exportadores de cangrejos congelados. Algunos de los cangrejos que no se venden son comidos por los propios pescadores. La cantidad estimada de capturas consumidas por los trabajadores pesqueros ha aumentado del 5% al 9% en Mahajamba Bay (Kasprzyk, 2012; Kasprzyk y Levrel, 2018b).

Medidas de gestión

En 2006, un intento inicial de poner en marcha un plan de gestión se enfrentó a la resistencia de los actores del sector. Las únicas reglas aceptadas fueron un tamaño mínimo de caparazón de 100 mm, que solo protegía el 10% de las hembras maduras (Rafalimanana, 2006), y la prohibición de atrapar hembras portadoras de huevos y cangrejos de cáscara blanda.

Posteriormente, el aumento de los ingresos de los pescadores hizo más factible introducir nuevas medidas de gestión en el sector. Además, las capturas aumentaron significativamente, superando el 90% del RMS en 2014-2015. A partir de 2015, el MRHP tomó varias decisiones importantes para regular mejor la cosecha de cangrejos:

  • limitación de las capturas anuales en 5 000 toneladas;

  • Fijar el contingente total autorizado de exportación en 4 250 toneladas anuales (en 2015, el contingente de exportación se había fijado en 3 600 toneladas y se distribuyó entre nueve operadores situados en cinco regiones);

  • Aumentar el tamaño mínimo de caparazón para cangrejos capturados de 100 a 110 mm;

  • Cierre de la pesquería durante cuatro meses cada año (la ley de cierre también prohibía la recogida, venta, compra, transporte, almacenamiento y exportación de cangrejos vivos y procesados). Dado que la mayoría de los pescadores se dirigen a múltiples especies, pueden seguir ganando peces, camarones u otras capturas durante el cierre;

  • Prohibir la cosecha de cangrejos de cáscara blanda o hembras portadoras de huevos, así como de pescadores y mayoristas que manipulen cangrejos sin patas ni garras antes de la venta;

  • Prohibición de la tala, recogida, transporte y venta de madera de manglar.

Los pescadores de la costa oeste de Madagascar ya se encuentran entre las personas más pobres y marginadas del país. El rápido crecimiento de la población y la migración costera están causando presiones sobre la pesca y los manglares cercanos a la costa. En este contexto, trabajar para reducir las pérdidas posteriores a la captura y aumentar así el valor de las cosechas de cangrejo reduce la pobreza y facilita una mejor gestión de los recursos naturales.

La experiencia de Madagascar demuestra que incluso cuando se capturan menos cangrejos, los pescadores, los mayoristas y los coleccionistas individuales pudieron mantener o incluso aumentar sus ingresos. Esto se hizo posible gracias a: a) el precio más elevado del cangrejo de alta calidad (sano, con un mayor rendimiento de carne) apto para la exportación viva, y b) la reducción de las pérdidas posteriores a la cosecha a través de una amplia aceptación de buenas prácticas. El incentivo de precios, junto con la participación de todos los actores del sector en el diseño conjunto de mejoras y la promoción de su adopción, ayudó al MRHP a aumentar el valor del sector cangrejo y fomentar la gestión sostenible.

Junto con el desarrollo y la aplicación de medidas de ordenación pesquera o de ecosistemas, el mantenimiento o la mejora de los ingresos de los pescadores debería tener un impacto positivo en los recursos pesqueros, así como en la protección de los manglares. Cuando los pescadores ganan una vida mejor gracias a los manglares, esperamos que estén menos inclinados a cortar y vender madera de manglar, y también muestren mayor interés en luchar contra el tráfico de madera y cortar manglares para carbón vegetal.

El éxito de este proyecto ha sido posible debido a ciertas condiciones:

  • La fuerte demanda internacional de cangrejo silvestre, a un precio más alto, ha facilitado mejoras en las prácticas pesqueras y posteriores a la cosecha.

  • El MRHP ha estado dispuesto a colaborar activamente con el Programa SmartFish y a promulgar rápidamente las recomendaciones de talleres nacionales y regionales inclusivos.

  • Los actores del sector codiseñaron mejoras y las pusieron a prueba en las operaciones reales. Esto significaba que las buenas prácticas utilizaban innovaciones técnicas que eran baratas y podían elaborarse fácilmente con materiales locales.

  • Estos mismos agentes promovieron el uso de buenas prácticas y ayudaron a su aceptación generalizada. Sobre todo, la acción sobre el terreno fue clave para el éxito del proyecto.

Los retos de la gestión conjunta

En el taller nacional celebrado el 21 de marzo de 2006 se recomendó un enfoque participativo de los posibles cambios del plan de ordenación de la pesca de cangrejo y su aplicación efectiva sobre el terreno (MAEP, JICA y Océan Consultant, 2006). Por razones administrativas y políticas, el próximo taller no tuvo lugar hasta marzo de 2012. Este taller nacional inició el desplazamiento de las exportaciones al mercado de cangrejos vivos y se comprometió a reducir en un tercio la mortalidad posterior a la cosecha. A continuación, el MRHP utilizó cinco talleres regionales entre noviembre y diciembre de 2014 para dar a conocer las medidas de gestión propuestas que se introducirían en 2015. Durante estos talleres se difundió el manual técnico SmartFish sobre la mejora del valor del cangrejo de manglar mediante la reducción de las pérdidas postcosecha.

En noviembre de 2015, el taller nacional sobre los resultados del proyecto de cangrejo SmartFish concluyó que se había alcanzado el objetivo de 2012 de reducir las pérdidas estimadas del 32 por ciento en un tercio (las pérdidas cayeron al 17,5 por ciento de las capturas). Entre las recomendaciones del taller figuraban las siguientes:

  • Reducir aún más la mortalidad posterior a la cosecha al 12,5%;

  • Ampliar la sensibilización y las manifestaciones a nuevas zonas, como la región de Melaky y el delta del Mangoky;

  • Movilizar los recursos necesarios para la aplicación efectiva de las medidas de gestión especificadas en el reglamento.

Sin embargo, cuando el proyecto finalizó en junio de 2016, se planteó la cuestión de la continuidad, en particular de cómo reunir de manera inclusiva a todos los agentes pesqueros para mantener el diálogo y mejorar la pesca. Después de esto, en 2017, el MRHP canceló el cierre estacional de la pesca de cangrejo, lo que causó la preocupación entre muchas partes interesadas de que esto pondría el recurso en peligro, dados los riesgos reales de la sobrepesca. Las temporadas cerradas a menudo se aplican en otros países; son fáciles de controlar y eficaces para restaurar las existencias (Razafindrainibe, 2006).

Desafíos de aplicación de regulaciones

En un estudio realizado por Blue Ventures titulado «Resumen de los acontecimientos recientes que han influido en el sector de los cangrejos y su gestión», se demostró que los pescadores, los mayoristas y los vendedores en los mercados locales a menudo no respetan el tamaño mínimo de las capturas ni la protección de las hembras portadoras de huevos y los cangrejos de cáscara blanda. El número limitado de inspectores del Servicio Nacional de Vigilancia de la Pesca, el Centre de Surveillance des Pêches, dificulta la vigilancia sobre el terreno. También se ha superado la cuota anual de capturas. Además, la prohibición de talar madera de manglar encontró muchos problemas debido a la superposición de jurisdicciones; el uso de la madera de manglar está gobernado por el ministerio responsable del medio ambiente y los bosques.

Sobre la base de estos eventos y de la observación sobre el terreno, la red MIHARI (plataforma nacional de pesca en pequeña escala) preparó y organizó dos talleres interregionales, así como un taller nacional de retroalimentación titulado «Mejorar el valor de la producción y la gestión responsable del cangrejo de manglar» (Meilleure valorisation de la production et gestion responsable du crabe de mangrove) en el segundo semestre de 2018. Durante el taller, los participantes priorizaron las siguientes acciones:

  • Restauración de una temporada nacional cerrada de tres meses (septiembre a noviembre) a partir de 2019;

  • Modificación de la cantidad máxima autorizada de cangrejos exportados para que coincida con la cuota de producción actual;

  • Fortalecer la comunicación de todas las regulaciones del sector de los cangrejos utilizando enfoques innovadores y adaptables;

  • Formación de pescadores y distribución de la guía de buenas prácticas a todos los demás actores de la cadena de valor del cangrejo.

En presencia de funcionarios del MRHP, los participantes formularon y aprobaron 15 recomendaciones para 2019/2020. Se trataba de reevaluar las poblaciones de cangrejo; preservar y restaurar los manglares; aumentar el valor de la producción de cangrejos; y mejorar y promover sistemas (especialmente basados en la comunidad) de seguimiento, control y vigilancia. Estas recomendaciones serán aplicadas por las autoridades pesqueras y diversos proyectos, ONG y organizaciones de pescadores.

Garantizar la continuidad del proceso de innovación técnica

Es crucial que el MRHP mantenga el proceso de trabajar con el sector cangrejo para identificar, co-diseñar y difundir nuevas buenas prácticas que aumentarán el valor de las capturas de cangrejo. Este enfoque ha sido el centro del éxito del proyecto hasta la fecha. La red MIHARI podría desempeñar un papel fundamental en la participación de las comunidades pesqueras y en la facilitación del diálogo. En 2018 Blue Ventures publicó una nueva guía de buenas prácticas en el sector del cangrejo. Las 16 soluciones propuestas, junto con las 10 propuestas del Manual Técnico No. 35 publicado por SmartFish en 2014, deberían permitir a los operadores aprender a ganar más mientras pescan menos (Figura 7.5).

La guía Blue Ventures 2018 detalla formas innovadoras de mantener vivos los cangrejos y apoyar la gestión de la pesquería. Fue producido como parte de un concurso lanzado por SmartFish en 2015. Dos años más tarde, en diciembre de 2017 y enero de 2018, los expertos se reunieron con 35 participantes del concurso para observar y probar in situ cuán viables eran sus soluciones técnicas propuestas. En última instancia, 16 innovaciones se consideraron eficaces y valiosas incluir en la guía. La guía de 50 páginas, en francés y en dos dialectos malgaches locales, fue entregada a personal de MRHP, exportadores, coleccionistas, mayoristas y pescadores en 2018 durante talleres organizados por MRHP con MIHARI y Blue Ventures.

La experiencia de Madagascar podría compartirse con muchos países del Océano Índico occidental que tienen manglares. En estos países se ha desarrollado una experiencia específica en la gestión de la pesca de cangrejo y sus cadenas de suministro, lo que hace que los intercambios de experiencias sean potencialmente muy fructíferos.

La colaboración regional podría acelerarse organizando un foro internacional en Madagascar para intercambiar experiencias, en el que participaran los operadores económicos y las autoridades pesqueras de los países interesados. Independientemente de las soluciones técnicas que se apliquen en última instancia, la experiencia de Madagascar nos dice que su éxito depende de ciertas condiciones previas, entre ellas: i) una firme determinación por parte del gobierno nacional de desarrollar el sector de los cangrejos en interés de los pequeños operadores (pescadores, mayoristas, coleccionistas), y ii) la existencia ya de una pesca de cangrejo relativamente bien desarrollada, con coleccionistas y exportadores experimentados, en particular de mariscos vivos.

! image-20210521193738245

Ali, M.Y.et al. 2004. Estudios biológicos del cangrejo de lodo Scylla serrata (Forskal) del ecosistema de manglares de Sundarbans en la región de Khulna, Bangladesh. Pakistan Journal of Biological Sciences, 7 (11): 1981—1987.

Jones, T., Glass, L., Gandhi, S., Ravaoarinorotsihoarana, L., Carro, A., Benson, L., Ratsimba, H., Giri, C., Randriamanatena, D. y Cripps, G. 2016. Manglares de Madagascar: cuantificación de la dinámica nacional y específica del ecosistema, y cartografía contemporánea detallada de ecosistemas distintos. Teleobservación 8 (2).

FANOITRA (ONG) & Kasprzyk, Z. 2016. Sensibilisation et vulgarisation des interventions pilotes permettant de réduire les pertes post capture et d'améliorer le revenu des opérateurs de la filière du crabe Scylla serrata à Madagascar. Informe final. Antananarivo, SmartFish, UE y FAO.

FANOITRA (ONG), Kasprzyk, Z., Randriamahaleo, B. & Rasolonjatovo, A. 2016. La réduction des pertes après capture dans la chaîne de valeur du crabe Scylla serrata et son impact sur les revenus des opérateurs à Madagascar. Rapport d'atelier national. Antananarivo.

FAO. 2015. *Directrices voluntarias para asegurar la pesca sostenible en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza

Kasprzyk, Z. 2012. Une analyse global de la chaîne d'approvisionnement de la pêcherie du crabe de mangrove à Madagascar. Antananarivo, SmartFish, UE y FAO.

Kasprzyk, Z. 2014. Meilleure valorisation des cangrejos de mangrove à travers la réduction des pertes après captures. Manual Técnico No. 35. Antananarivo, SmartFish, UE y FAO.

Kasprzyk, Z. & Levrel, A. 2018a. La filière du crabe de mangrove à Madagascar: Guide de bonnes pratiques. Antananarivo, MIHARI & Blue Ventures.

Kasprzyk, Z. & Levrel, A. 2018b. La chaîne de valeur et les oportunités de meilleure valorisation des principaux produits halieutiques de la baie de Mahajamba. Antananarivo, Blue Ventures.

Le Reste, L. 1976. Etat de nos connaissances sur le crabe de vase Scylla serrata (Forskal) à Madagascar. París, ORSTOM.

MAEP, JICA y Consultor. 2006. * Évaluation du stock de cangrejos de manglar Scylla serrata exploité par la pêche traditionnelle de Madagascar. Déroulement des ateliers et plan de gestion et d'aménagement de la pêcherie aux crabes de mangle Scylla serrata à Madagascar*. Informe técnico. Antananarivo.

MRHP & PASP. 2014. Enquête cadre nationale. Antananarivo.

ONE & ANGAP. 1997. Monographie nationale sur la biodiversité. Antananarivo, PNUD, ONE y ANGAP.

Rafalimanana, T. 2006. Filière crabe à Madagascar. En Z. Kasprzyk, T. Razalimanana, E. Ranaivoson, H. Randriamiarana & H. Razafindrabe, eds. Évaluation de stock de crabe de mangrove Scylla serrata exploité par la pêche traditionnelle de Madagascar et Plan de gestion et d'aménagement de la pêcherie aux crabes de mangrove à Madagascar. Antananarivo, MAEP y JICA.

Ralison, A. 1987. Les ressources halieutiques. Nosy Be, Madagascar, Centre National des Recherches Océanographique.

*Fuente: Zelasney, J., Ford, A., Westlund, L., Ward, A. y Riego Peñarubia, O. eds. 2020. Garantizar la pesca sostenible en pequeña escala: mostrar las prácticas aplicadas en las cadenas de valor, las operaciones posteriores a la cosecha y el comercio. FAO Documento Técnico de Pesca y Acuicultura No. 652. Roma, FAO. https://doi.org/10.4060/ca8402en *


  1. El Programa SmartFish es una iniciativa financiada por la Comisión Europea para desarrollar y apoyar la aplicación de la estrategia pesquera de África Oriental y Meridional y Océano Índico (ESA-IO) para la gestión sostenible del sector pesquero. 


Food and Agriculture Organization of the United Nations

http://www.fao.org/

Esté informado sobre las últimas Tecnologías en Acuaponía

Compañía

  • Nuestro Equipo
  • Comunidad
  • Medios
  • Blog
  • Programa de Referencia
  • Política de Privacidad
  • Términos de Servicio

Copyright © 2019 Aquaponics AI. Todos los derechos reservados.